Unbenanntes Dokument
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 4 semanas antes #1

  • ulhdez
  • Avatar de ulhdez
  • Fuera de línea
  • Veterano
  • Mensajes: 424
  • Gracias recibidas 371
Saludos, personalmente profeso bastante respeto y cierta admiración por D. Arturo Pérez Reverte, al personaje. De sobra conocido, fue corresponsal de guerra, hace 16 años es miembro de la Real Academia Española ocupando el “sillón T”. Escritor de gran éxito, tiene miles de seguidores que esperan ansiosos su próxima novela. No me encuentro en ese grupo, me gustan algunas novelas suyas y otras no tanto. Soy más seguidor de sus artículos semanales; ahí sale a relucir el personaje, el tipo duro, el tipo cabreado, el ilustrado, el lector empedernido, el amante de los clásicos griegos. El que cuando le preguntan por su ideología, responde:
-Yo no tengo ideología, tengo biblioteca-.


Además, un tipo que frecuentemente usa las palabras “infamia” y “vileza” suele caerme bien.
También es un enamorado del mar, y disfruta navegando. Y no es patrón de embarcación, el amigo Arturo es Capitán de yate, que no es moco de pavo. Es dueño de un velero, posiblemente un North Wind 47, pie eslora más, pie eslora menos.


El Cantábrico le parece un mar muy noble, prefiere el Mediterráneo, que según dice “es un verdadero hijo de puta”. El fondeadero de Venecia es su preferido.
A bordo suele releer a Conrad y usa bandera con el escudo nacional que por cierto es de uso exclusivo de la Armada.


Hace poco volvía a leer este artículo suyo, de hace ya bastantes años, Una caza sin cuartel.
Una caza sin cuartel

La vela enemiga se ve mejor ahora que, el sol está alto. Es fácil reconocerla: el aparejo de un queche que el viento, levante de ocho o diez nudos, permite llevar con todo el trapo arriba, amurado a babor. La marejada fuerte y molesta del amanecer ha disminuido, y ahora podemos ver su casco. Con los prismáticos alcanzo a distinguir la bandera: roja, la Union Jack en un ángulo. Un inglés. El corazón me late aprisa, pues desde que descubrimos la vela al alba, cuando se deslizaba sigilosamente por el freu de Tabarca y nosotros aguardábamos al acecho, fondeados en tres brazas de agua, sin luces, las velas aferradas, y camuflados ante la línea oscura de la isla, intuí que podía ser inglés. En esas fechas y entre semana, la mayor parte de los veleros que bajan para doblar hacia el sur la punta de Palos y navegan de noche sin resguardarse en los puertos o fondeaderos próximos, son extranjeros: holandeses, algún francés. E ingleses. Y a mi tripulación y a mí nos encanta cazar ingleses.

Nuestro velero es rápido. No es un regatero nervioso, ni lleva velas de competición, y la vela spinakker está prohibida a bordo con pena de pasar por la quilla a quien la mencione, porque es presuntuosa, incómoda y asesina. El nuestro es un sólido crucero de altura con casco de líneas muy rápidas, un sloop, aparejado de cúter con trinquete afilada como un cuchillo, y en vez de una mayor enrollable arbola una buena y clásica vela grande con tres fajas de rizos. Tampoco mi dotación viste calzado náutico de diseño, pantalones hasta la rodilla ni polos de marca con emblemas publicitarios: son chicas duras que llevan tejanos descoloridos, con navajas en un bolsillo de atrás, y tienen los nudillos y las rodillas llenos de cicatrices, y los bíceps endurecidos por los winches. Tipas peligrosas en tierra, vengativas en las cacerías, crueles y duras en los abordajes.

Y así, poco a poco, cable a cable vamos dando caza a la presa. El viento ha refrescado un poco cerrándose quince grados hacia la proa, y ahora es un estesureste que pone seis nudos y medio en la corredera. Mando cazar el génova y largar un poco la escota de la mayor, y ganamos medio nudo más. El barco navega ahora a un descuartelar, con el agua espumeando a lo largo de la banda de estribor, y la presa está cada vez más cerca. La tensión se siente de proa a popa, y una voz dice: «Es nuestro».

Pero no es tan fácil, voto a Dios. El perro inglés es algo más ceñidor y gana barlovento, y nuestro rumbo nos lleva más cerca de tierra que él. Miro con preocupación la sonda, que disminuye. Once, nueve, ocho brazas. La presa está ahora a un cable por la amura de babor, pero ante nuestra proa se agranda la punta rojiza del cabo Roig. Seis brazas. Temo verme obligado a dar un bordo mar adentro y perder distancia, o que el inglés pase la punta y luego meta todo a sotavento, arribe cortando nuestra proa, nos largue una, andanada con las baterías de estribor mientras estamos en plena maniobra de virar por avante, y después busque impunemente resguardo en el puertecito que hay detrás. Pero de pronto el viento refresca, orzamos cinco grados, y cabo Roig queda en franquía, por los pelos, con tres brazas en la sonda y siete nudos y medio en la corredera mientras volamos de bolina sobre el mar, dejando una estela blanca y recta por la popa. Ahora sí que ese cabrón es nuestro, me digo. Lo tenemos por el través de babor, a medio cable, yéndose hacia la aleta. Espero un poco, y luego ordeno preparar la batería de estribor. Ya puede ir encomendándose a Nelson y a la madre que lo parió.

«A virar», grito mientras desconecto el piloto y cojo el timón. Con la tripulación bien entrenada en drizas, pólvora y ron, el génova se amura a la otra banda cuando meto la proa en el viento y me acerco recto a la presa, ciñendo. Casi puedo oler las mechas encendidas y verlo acercarse a mis portas abiertas. Magic carpet, leo en su espejo. London. Y entonces arrío mi falsa bandera francesa e izo la española —treta legítima—, le corto la estela por la popa, bien cerrado y en ángulo recto, y cuando está perpendicular a mi través, a menos de quince metros, le largo al inglés una andanada mental que arrasa su cubierta, derriba el mesana entre astillazos y hace picadillo a los dos respetables ancianos de piel rojiza que me miran boquiabiertos desde la bañera, ella con un libro en las manos y él fumándose una pacífica pipa. Preguntándose, supongo, qué diablos hace ese majara. Ignorando, los pobres infelices, que llevo seis horas dándoles caza y que acabo de mandarlos al fondo del mar.


¿Navajas?, ¿qué navajas llevará Pérez reverte y su tripulación?.
Así que se lo pregunté:
-Don Arturo, que tipo de navajas llevan a bordo, ¿de punta cortada, pico de loro, tipo Sailor knife, con punzón desatanudos?
¿Alguna foto?
Gracias.
Y respondió:
Lo mío


Cuchillo y navaja, ...interesante. La navaja creí reconocerla, una Wichard, hoja tipo redera y con llave de grilletes, sus cachas suelen ser fluorescentes, tienen fama de ser muy buenas cortadoras.


Poco grosor de hoja, las navajas marineras del XIX tenían grosores de hoja de unos 4 mm, y para cortar cabos gruesos se utilizaba un mazo de madera con el que se golpeaba el lomo para facilitar el corte. Por eso D. Arturo también lleva el cuchillo, para trabajos más contundentes.
Y con el cuchillo tuve mis dudas, al fijarme en la punta pensé que la había modificado, además la funda del cuchillo si tenía toda la pinta de haber sido cortada y recosida. Me fijé que en la funda se alojaba el punzón desata nudos, con su correspondiente cuerda
Dándole vueltas al cuchillo me acordé de un cuchillo marinero de Ka-bar.


La hoja del cuchillo de Reverte no estaba modificada, tiene punta de pico de loro.
Así me resultó más fácil localizarlo, parece que se trata de un cuchillo marinero de Garrett Wade.


Si nos fijamos todas las piezas del conjunto llevan su cuerda. La cuerda de la navaja es la de mayor longitud, ya que debe ser lo suficientemente larga, cuando esté alrededor del cuello, para permitir que la navaja se use con el brazo extendido. Esta cuerda sirve para evitar accidentes y evitar su pérdida.
Por ser tiquismiquis en esto de las marineras, echo en falta el nudo de cabeza de turco deslizante en la cuerda de la navaja. Aunque Reverte diría que es la cuerda de SU navaja, en SU barco, y que eso es un asunto suyo.
Y si tiene un buen día diría que me deje de gilipolleces, querido amigo.
Y me lo imagino a bordo de su velero, cuchillo al cinto y navaja al cuello, mirando el atardecer, y acordándose de Nelson en 1797, cuando quiso desembarcar por las bravas en Tenerife y perdió un brazo y trescientos hombres. Y me imagino que su cara debe ser esta.
Última Edición: 3 meses 4 semanas antes por ulhdez.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: CLASIFICADOR 1, rojocaecae, Dai-Katana, Charlycuervo, Facón

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 4 semanas antes #2

  • CLASIFICADOR 1
  • Avatar de CLASIFICADOR 1
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • EL QUE PONE LAS COSAS EN SU SITIO
  • Mensajes: 1747
  • Gracias recibidas 516
Excepcional. Me identifico enormemente contigo en referencia a tu gusto por Perez Reverte compañero Alberto.

Gracias por esta "perla de los mares" ;)
"Bendito sea el Señor, mi Roca, que adiestra mis manos para la guerra, mis dedos para la batalla"
Salmo 144:1-15
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 4 semanas antes #3

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 1016
  • Gracias recibidas 512
Excelente post Alberto!! compartimos el gusto literario por don Arturo y si además les sumamos sus filos...
pues el placer se multiplica.
Un abrazo
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 4 semanas antes #4

  • rojocaecae
  • Avatar de rojocaecae
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • Mensajes: 1967
  • Gracias recibidas 772
Que post tan buenísimo Alberto; me ha encantado saber algo más sobre una persona tan admirable.
Gracias!! :cheer:
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 4 semanas antes #5

  • Dai-Katana
  • Avatar de Dai-Katana
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • Mensajes: 2074
  • Gracias recibidas 444
Lo que me he jartado de reír imaginando la cara de pasmo de los dos hijos de la Gran Bretaña :lol:

Muy bueno Alberto brindando

Yo también he leído todo la que ha escrito este hombre, y lo mismo digo, unos libros me han gustado más que otros.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 4 semanas antes #6

  • Quirrino
  • Avatar de Quirrino
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Mensajes: 503
  • Gracias recibidas 229
Me parece una gran incogruencia por parte del protagonista del post que use dos piezas extranjeras.

He leido varios libros de los que ha escrito (casi todos,en realidad) y me parece un gran escritor pero no trago algunos de los comentarios patosos y chulescos ( a mi juicio,claro) y totalmente fuera de lugar (según mi opinión).

Resumiendo:me gusta el escritor;no aguanto al personaje.
A VECES ME SIENTO Y PIENSO
A VECES NO MÁS ME SIENTO
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 3 semanas antes #7

  • JOHNYTHEKNIFE
  • Avatar de JOHNYTHEKNIFE
  • Fuera de línea
  • Maestro de Maestros
  • Mensajes: 4602
  • Gracias recibidas 1663
Muy buén post,he disfrutado leyéndolo.
HAVE A SHARP DAY
JOHNY


El administrador ha desactivado la escritura pública.

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 3 semanas antes #8

  • Rommel
  • Avatar de Rommel
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • El Zorro del Desierto
  • Mensajes: 3134
  • Gracias recibidas 1869
Excelente post Alberto.

Mi aportación al mismo: 2 marineras Wichard















Y en la oscuridad...



"No me saques sin razón, ni me envaines sin honor"
CAFE
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: CLASIFICADOR 1, ulhdez

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 3 semanas antes #9

  • 7Igni
  • Avatar de 7Igni
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Mensajes: 631
  • Gracias recibidas 397
Pues yo me declaro otro seguidor de Pérez Reverte. Me gustan especialmente sus artículos y también muchos de sus libros. Comparto con Pérez Reverte el vicio de la bibliofilia (seguro que él tiene todos los Crisolines e incunables de todo tipo), pero yo modestamente -jugando en mi liga-, también me considero un detective de libros. Como Lucas Corso, mercenario de la bibliofilia y cazador de libros (El club Dumas). Llevada al cine por el inefable Polanski, con el título de " La novena puerta" .

Me agrada tu homenaje a nuestro literato y saber que navajas y cuchillos utiliza.

Última Edición: 3 meses 3 semanas antes por 7Igni.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Guayo

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 3 semanas antes #10

  • Guayo
  • Avatar de Guayo
  • Fuera de línea
  • Aprendiz
  • Mensajes: 145
  • Gracias recibidas 39
Quirrino escribió:
Me parece una gran incogruencia por parte del protagonista del post que use dos piezas extranjeras.

He leido varios libros de los que ha escrito (casi todos,en realidad) y me parece un gran escritor pero no trago algunos de los comentarios patosos y chulescos ( a mi juicio,claro) y totalmente fuera de lugar (según mi opinión).

Resumiendo:me gusta el escritor;no aguanto al personaje.

Igual me pasa a mi (y en mi caso además hay profundas incompatibilidades ideológicas); pero como escritor, mis respetos (incluso libros suyos que no me gustaron reconozco que están bien escritos), agradándome más sus novelas históricas que otra literatura y sus columnas de opinión.

Y hablando de lo nuestro, muy buena la información de las navajas marineras y muy chulos los ejemplares que compartieron, excelente tema.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Cuchillo y navaja marinera del capitán Arturo Pérez Reverte 3 meses 3 semanas antes #11

  • ulhdez
  • Avatar de ulhdez
  • Fuera de línea
  • Veterano
  • Mensajes: 424
  • Gracias recibidas 371
Muchas gracias por las respuestas, me alegro que os gusten las piezas, el personaje o su literatura.
Paco, que buen aporte, gracias, se ven piezas sencillas, el detalle de fluorescencia es curioso.
Ignacio....vaya cuchillaco que pones, jajajaja.
Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Volver