Unbenanntes Dokument
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Una "Charlois"

Una "Charlois" 1 año 2 semanas antes #1

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2289
  • Gracias recibidas 1628
Se trata de una tradicional navaja regional francesa conocida también Charollais, destinado a las tareas del campo, que ya les detallo:
Navaja de dos elementos – hoja y punzòn – de 97 mm de largo cerrada, con cachas de cuerno y bolsters de acero de grandes dimensiones. Hoja de acero al carbono de 82 mm de largo del estilo “Sheepfoot” o “Piè de oveja” con el cuño “St. Joanis Mondiere 74” estampado en la hoja de 2,5 mm de espesor. Punzòn de acero al carbono de 5 mm de espesor màx. Pasadores, remaches, muelle y liners, todos en acero al carbono.
En resumen, una navaja sencilla y rùstica, muy adecuada para las tareas varias rurales, con un muelle muy tenso, sin juego de ninguna clase, una buena compañera en todo sentido.

Veamos las fotos:













Sobre la marca Saint Joanis Mondiere no hay mucha info, por los registros de las marcas de Thiers se puede saber que fue registrada por primera vez en 1941 y posteriormente re-registrada en 1956, por Robert Saint Joanis. Por eso estimo que esta navaja debe pertenecer al perìodo de los años 60/70 del siglo pasado, reforzado por el hecho de que carece de los bolsters en el extremo - que nunca falta en los ejemplares antiguos.
La firma fue adquirida posteriormente por Therias, y esta firma cerrò definitivamente en 2018.







Sobre la tipologìa Charlois:

Un cuchillo borgoñon
Charolles fue la capital del antiguo Condado de Charolais, que con el Autunois, el Chalonnais el Maconnais pertenecieron a los duques de Borgoña.
El Charolais es un territorio de cultivo y crianza, siendo la sede de importantes ferias. Es la tierra de origen de la raza vacuna Charolais – afamada por su carne.
Es también la tierra de origen de una navaja – Charlois o navaja Charolais. En el siglo XVIII se la llamaba navaja “a la Charloise” – o de Charolles.
Landrin, en su manual de cuchillería de 1835, la describe asi: De todas las navajas “a la Charolaise” – así nombrados a causa de la redondez del extremo de su mango – parece ser que fue imaginado por un cuchillero de Charolles.
Este instrumento se compone únicamente de una hoja en un extremo y un punzón o un tirabuzón en el otro eventualmente. La hoja es del estilo “pie de oveja”, y cuenta con bolsters de buen tamaño en cada extremo, siendo que el trasero tiene una forma redondeada que caracteriza la tipología.
Las cachas pueden ser de hueso o cuerno, con hoja y separadores de acero al carbono.
Originalmente era un cuchillo sobrio y rùstico diseñado para la gente de campo, pero luego con el devenir del tiempo se convirtió en una herramienta burguesa, inclusive con la eliminación de alguno de sus bolsters.
Estas navajas han sido las primeras navajas de origen territorial – no auvernés – que fueron fabricadas desde el siglo 18 en grandes cantidades en Thiers, habiendo registros de un fabricante que las hacía exclusivamente desde 1765.



Espero que les haya gustado,
Saludos
Última Edición: 1 año 2 semanas antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, CLASIFICADOR 1, Dai-Katana, JEFUERZAXXIX, RafaGG

Una "Charlois" 1 año 2 semanas antes #2

  • CLASIFICADOR 1
  • Avatar de CLASIFICADOR 1
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • EL QUE PONE LAS COSAS EN SU SITIO
  • Mensajes: 2397
  • Gracias recibidas 701
EXCELENTE JUAN.

Es admirable la cantidad de tipologías de navajas regionales con las que cuenta Francia, todas muy ligadas a la tradición rural de cada comarca. Por cierto, Francia es un país absolutamente maravilloso, de hecho si no hubiera franceses en él, sería un país perfecto.

Saludos y esperando continuidad estoy.
"Bendito sea el Señor, mi Roca, que adiestra mis manos para la guerra, mis dedos para la batalla"
Salmo 144:1-15
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Una "Charlois" 1 año 2 semanas antes #3

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2289
  • Gracias recibidas 1628
CLASIFICADOR 1 escribió:
EXCELENTE JUAN.

Es admirable la cantidad de tipologías de navajas regionales con las que cuenta Francia, todas muy ligadas a la tradición rural de cada comarca. Por cierto, Francia es un país absolutamente maravilloso, de hecho si no hubiera franceses en él, sería un país perfecto.

Saludos y esperando continuidad estoy.

Muchas gracias por pasar y comentar Carlos!! Ciertamente hay una gran cantidad de navajas regionales francesas - asi como de quesos - cada comarca tiene el suyo!! Aunque en España también las hay.
Para dar continuidad, como solicitas, se me ocurre compartir un cuento de uno de los grandes escritores franceses - Guy de Maupassant:

El protector
Nunca hubiera él soñado con tanta fortuna.
Hijo de un alguacil provinciano, Juan Marín había venido, como tantos otros – a estudiar Derecho en el barrio latino de París.
En los diferentes figones que había frecuentado sucesivamente, había hecho amistad con numerosos estudiantes charlatanes que bebían cerveza y escupían política.
Cobró admiración por ellos y los siguió con obstinación, de café en café, llegando a pagar sus consumiciones – cuando tenía dinero.
Luego se hizo abogado y defendió causas que perdió. Una mañana, leyendo el diario, vió que uno de sus antiguos camaradas del barrio latino acababa de ser elegido diputado.
De nuevo fue su perro fiel, el amigo que hace recados, al que se manda a buscar cuando se tiene necesidad de él y con el que uno nunca se molesta.
Pero sucedió que - por una aventura parlamentaria – el diputado llegó a ministro. Seis meses después, Juan Marín era nombrado Consejero de Estado.
Tuvo primero una crisis de orgullo como para perder la cabeza. Salía a la calle por el gusto de lucirse, como si hubieran podido adivinar su posición por el sólo hecho de verle.
Encontraba el medio de decir a los comerciantes en cuyas tiendas entraba, a los vendedores de diarios, y hasta a los cocheros de punto, a propósito de las cosas mas insignificantes:
- Yo, que soy Consejero de Estado……
Luego sintió, como es natural, a consecuencia de su dignidad, por deber de hombre poderoso y generoso, un imperioso deseo de proteger. Ofrecía su ayuda a todo el mundo, en cualquier ocasión, con inagotable generosidad.
Cuando encontraba por los bulevares alguna persona conocida, se le acercaba con aire encantado, le tomaba las manos, se informaba sobre su salud, y luego sin esperar preguntas, declaraba:
- Usted sabe que yo soy Consejero de Estado y estoy a su servicio, si puedo serle útil en algo, acuda a mí sin rodeos, en mi situación se puede hacer mucho por los amigos. –
Y entraba en los cafés con el conocido recién encontrado, para pedir una pluma, tinta y una hoja de papel de carta, ….”una sola hoja, mozo, es para escribir una recomendación”.
Y escribía cartas de recomendación, diez, veinte, cincuenta al día. Escribía en el Café Americano, en el restaurant de la Maison-Doree, en el café Riche, en Casa de Bignon, en el café de Tortoni, en el Helder, en el Inglés, en el Napolitano, en todas partes.
Escribía a todos los funcionarios de la República, desde los jueces de paz hasta los ministros.
Y era feliz, completamente feliz.
Una mañana, cuando salía de su casa para dirigirse al Consejo de Estado, empezó a llover. Dudó si tomar un coche de punto, pero no lo hizo y se fue a pie por las calles.
El chubasco se iba haciendo terrible, anegaba las aceras, inundaba la calzada, por lo que el señor Marín se vió obligado a refugiarse en un portal. Allí estaba refugiado también un viejo sacerdote de blancos cabellos. Antes de ser Consejero de Estado, el señor Marín tenía poca afición por el clero. Ahora lo trataba con consideración, desde que un cardenal le consultara sobre un asunto difícil.
La lluvia caía en diluvio, obligando a los dos hombres a entrar hasta la portería para huír de los salpicones.
El señor Marín, que siempre sentía la picazón de hablar, para hacerse valer, dijo:
- Mal tiempo, señor cura.
El viejo sacerdote se inclinó.
- Oh, sí señor, y es desagradable cuando uno viene a París sólo por unos pocos días.
- Es usted de provincias?
- Sí señor, estoy aquí sólo de paso.
- Verdaderamente es muy desagradable que llueva cuando uno viene a la capital, nosotros los funcionarios que permanecemos aquí todo el año, ni siquiera nos damos cuenta.
El cura no respondía. Miraba la calle, sobre la que el chaparrón disminuía ligeramente. Y de pronto, decidiéndose, levantó un poco su sotana – como las mujeres recogen sus faldas para atravesar las calzadas.
El señor Marín, viéndole partir, exclamó:
- Se va a mojar usted hasta empaparse, señor cura. Espere unos segundos, que esto va a pasar.
El hombre, indeciso, se detuvo y luego dijo:
- Es que tengo mucha prisa, tengo una cita urgente.
-
- Puedo preguntarle a que barrio va usted?
El cura pareció titubear, diciendo:
- Voy hacia el Palais Royal.

Continuará...
Saludos
Última Edición: 1 año 4 días antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, CLASIFICADOR 1, JEFUERZAXXIX

Una "Charlois" 1 año 2 semanas antes #4

  • JEFUERZAXXIX
  • Avatar de JEFUERZAXXIX
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • Las ideas más nobles siempre han estado bajo la protección de los guerreros
  • Mensajes: 1157
  • Gracias recibidas 754
Querido amigo Juan, maestro:

Muchas gracias por este estupendo post sobre una también estupenda navaja francesa, así como por toda la información que nos da sobre esta tipología.
Se la ve buena y sólida, hecha para los trabajos del campo, aunque con un posible uso "marinero" gracias a ese punzón que serviría de ayuda para desanudar maromas, aunque como bien dices también podría estar en los bolsillos o las manos de un caballero.

¡Qué la disfrutes! Un fuerte abrazo.
Félix
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Una "Charlois" 1 año 2 semanas antes #5

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2289
  • Gracias recibidas 1628
JEFUERZAXXIX escribió:
Querido amigo Juan, maestro:

Muchas gracias por este estupendo post sobre una también estupenda navaja francesa, así como por toda la información que nos da sobre esta tipología.
Se la ve buena y sólida, hecha para los trabajos del campo, aunque con un posible uso "marinero" gracias a ese punzón que serviría de ayuda para desanudar maromas, aunque como bien dices también podría estar en los bolsillos o las manos de un caballero.

¡Qué la disfrutes! Un fuerte abrazo.
Félix

Muchas gracias a tì Fèlix por tu presencia y comentarios!! Me alegra que te haya gustado y comparto contigo que tiene un aire de navaja marinera por el formato de la hoja y el punzòn.
Aprovecho para continuar con el cuento de Maupassant:

En ese caso, si me lo permite, le voy a ofrecer la protección de mi paraguas, señor cura, yo voy al Consejo de Estado, soy Consejero de Estado.
El viejo cura levantó la nariz y miró a su interlocutor, después dijo:
- Se lo agradezco mucho señor, y acepto.
Entonces el señor Marín lo tomó por el brazo y salió junto a él. Le dirigía, le vigilaba, le aconsejaba:
- Cuidado con esa gotera, señor cura. Y preocúpese de las ruedas de los carruajes. A veces lo salpican a uno de pies a cabeza. Cuidado con los paraguas de la gente que pasa. No hay nada más peligroso que las puntas de las varillas. Las mujeres sobre todo son insoportables con las puntas de sus sombrillas y paraguas.
El cura no contestaba, andaba un poco curvado, mirando cuidadosamente donde ponía los pies, para no ensuciar sus zapatos ni su sotana.
El señor Marín prosiguió:
- Usted viene a París para distraerse un poco, supongo.
El cura respondió:
- No, ….es un asunto…..
- Un asunto importante?. Me atreveré a preguntarle de que se trata?. Si puedo serle útil, estoy a su disposición.
El cura parecía turbado. Murmuró:
- Es un asuntillo personal. Una pequeña dificultad con….con mi obispo….Cosa que no le interesa a usted. Es un….un asunto de orden interno…..de…..de….materia eclesiástica.
El señor Marín se apresuró a decir:
- Pero el Consejo de Estado es el que arregla esos asuntos. En ese caso, sírvase de mí…
- Sí, señor. Precisamente voy al Consejo de Estado. Es usted muy amable. Tengo que ver al señor Lepere y al señor Savon y también quizás, al señor Petitpas.
Marín detuvo su andar de pronto:
- Pero esos son mis amigos, señor cura, mis mejores amigos, excelentes colegas, gente muy simpática. Voy a recomendarle a los tres calurosamente. Cuente conmigo.
El cura dio las gracias, se confundió en excusas y balbuceó su gratitud.
El señor Marín estaba encantado.
- Ah, puede usted alegrarse de haber tenido una estupenda suerte señor cura!, usted va a ver que gracias a mí su asunto irá sobre ruedas.
Legaban al Consejo de Estado. Marín hizo subir al cura hasta su despacho, le ofreció un asiento, lo instaló frente a la chimenea y luego, sentándose a su escritorio, se puso a escribir:
- “Querido colega, permítame que le recomiende del modo más caluroso a un venerable eclesiástico de los más dignos y meritorios, el reverendo….”
Se interrumpió y preguntó:
- Su nombre, por favor?
- Ceinture.
Marín continuó escribiendo:
- “…presbítero Ceinture, que necesita de los buenos oficios de usted para un asunto del que le hablará él mismo. Me congratulo de esta circunstancia que me permite, querido colega…”
Y terminó con los cumplidos habituales.
Cuando hubo escrito las tres cartas, las entregó a su protegido, que se fue después de manifestarle de nuevo su gratitud.
Cumplido su trabajo, el señor Marín volvió a su casa, pasó la jornada tranquilamente, durmió en paz, despertó encantado y se hizo traer los periódicos.
El primero que abrió era un diario radical, leyó:
- Nuestro clero y nuestros funcionarios
- “Nunca terminaremos de enumerar los peligros del clero. Cierto cura, llamado Ceinture, convicto de haber conspirado contra el gobierno, acusado de actos indignos, que no tenemos que señalar, sospechoso además de ser un viejo jesuita disfrazado de simple cura secular, amonestado por un obispo por asuntos que al parecer son inconfesables y llamado a París para dar explicaciones de su conducta, ha encontrado un ardiente defensor en Marín, consejero de Estado, que no vacila en dar a este malhechor con sotana cartas de recomendación insistentes para todos los funcionarios republicanos, sus colegas….”
- “Señalamos la actitud incalificable de este funcionario y llamamos la atención del Ministro…”
El señor Marín se levantó de un salto, se vistió y corrió a casa de su colega, el señor de Petitpas, que le dijo:
- Vamos hombre, usted está loco. Recomendarme a un viejo conspirador…!!
Marìn, azorado, tartamudeò:
- Nada de eso … usted verà … me ha engañado … me ha tomado el pelo … se ha burlado indignamente de mì. Le ruego que lo haga condenar severamente. Voy a escribir. Dìgame que hay que escribir para que lo condenen. Voy a ver al fiscal y al Arzobispo de Parìs, sì, al arzobispo …
Y sentándose bruscamente a la mesa del señor Petitpas, escribió:
- “Monseñor, tengo el honor de poner en conocimiento de vuestra señorìa que acabo de ser vìctima de las intrigas y mentiras de un tal abate Ceinture, que ha sorprendido mi buena fè.
- “Engañado por las manifestaciones de este eclesiástico, he podido …....………...........
- ………………………………………………………………………………………………………………………………..
Luego, cuando hubo firmado y cerrado su carta, se volvió hacia el señor de Petitpas y le dijo:
- Vea usted querido colega, que esto le sirva de ejemplo. No recomiende nunca a nadie.
Fin


Un gran abrazo!!

Una vista de la villa de Charolles - origen de la tipologìa - donde se aprecian los torreones del castillo

Última Edición: 1 año 2 semanas antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, JEFUERZAXXIX

Una "Charlois" 1 año 1 semana antes #6

  • Rommel
  • Avatar de Rommel
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • El Zorro del Desierto
  • Mensajes: 3422
  • Gracias recibidas 2233
Mezcla de cabritera manchega, con hoja de marinera. Una maravilla más de ese país tan bonito (y, como bien dice Carlos, de no ser por sus ciudadanos, sería absolutamente extraordinario), en el que cada región tiene con orgullo su propia tipología de navaja.

Deseando que siga el post camarada Juan.
"No me saques sin razón, ni me envaines sin honor"
CAFE
Última Edición: 1 año 1 semana antes por Rommel.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Una "Charlois" 1 año 6 días antes #7

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2289
  • Gracias recibidas 1628
Rommel escribió:
Mezcla de cabritera manchega, con hoja de marinera. Una maravilla más de ese país tan bonito (y, como bien dice Carlos, de no ser por sus ciudadanos, sería absolutamente extraordinario), en el que cada región tiene con orgullo su propia tipología de navaja.

Deseando que siga el post camarada Juan.

Muchas gracias Paco, por pasarte y dejar tus comentarios estimulantes. Me alegra que te haya gustado esta francesita, por eso aquì va acompañada de un par de regionales màs: "Yssingeaux" y "Tonneau"
Un gran abrazo!!!

El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: CLASIFICADOR 1, Dai-Katana

Una "Charlois" 9 meses 3 semanas antes #8

  • rojocaecae
  • Avatar de rojocaecae
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • Mensajes: 2641
  • Gracias recibidas 1411
Un post estupendo amigo Juan. me ha gustado mucho, tanto la navaja, como tu narración.
Gracias.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Una "Charlois" 9 meses 3 semanas antes #9

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2289
  • Gracias recibidas 1628
rojocaecae escribió:
Un post estupendo amigo Juan. me ha gustado mucho, tanto la navaja, como tu narración.
Gracias.

Muchas gracias amigo César!! Celebro tu reaparición en el Foro y me alegra mucho saber que te ha gustado tanto la pieza como la historia del señor Marín!!
Un gran abrazo!!!!!
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Volver