Unbenanntes Dokument
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 4 semanas 15 horas antes #1

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Experto
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 888
  • Gracias recibidas 424
El título implica un juego de palabras parafraseando la novela de Mark Twain “Un yankee en la corte del Rey Arturo” publicada en 1889, y su relación con una vieja navaja de la U.S. Navy, pero fabricada en Sheffield – Inglaterra (o sea en la tierra del Rey Arturo), que nos va a contar un episodio de la historia de la marina yankee – interpretada por uno de sus principales mentores, el comodoro Matthew Calbraith Perry.

Veamos la pieza en sí:
Se trata de una vieja navaja marinera fabricada para la U.S. Navy por la firma Alfred Williams de Sheffield, de 117 mm cerrada, con una sola hoja tipo redera muy desgastada en acero al carbono, así como también los liners, pines, bolsters y muelle. Las cachas son de ciervo y ha perdido la anilla que originalmente era de cobre o bronce. La construcción es extremadamente sólida, lo que le ha permitido llegar a nuestros días después de más de 100 años de andanzas, con un clack notable a pesar del desgaste y la oxidación.

Van fotos:









Espero que les guste, un saludo
Última Edición: 4 semanas 15 horas antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: fetting-messer, Rommel, CLASIFICADOR 1

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 4 semanas 7 horas antes #2

  • ulhdez
  • Avatar de ulhdez
  • Fuera de línea
  • Veterano
  • Mensajes: 373
  • Gracias recibidas 327
No me gusta, me encanta, esas Rope knife son espectaculares, su sistema de construcción y materiales son de una calidad abrumadora.
Estas son las primeras navajas de dotación del ejercito de los EEUU que se tiene constancia, algunas desde la guerra de la independencia.
Esa que muestras debe ser pre ww1, ya en la ww1 la mayoría de estas navajas eran de fabricación estadounidense.
Según la enciclopedia Goins, Alfred Williams estuvo en activo desde 1890 hasta 1920, y fabricaron muchos para la armada americana.
Fué una de las empresas a las que A. Kastor & Brothers Warranted Cutlery Co. (posteriormente en 1901 Camillus) importaba productos de cuchillería desde Sheffield.
La pieza que muestras es curiosa, tiene el marcaje completo "United States Navy", es más frecuente el "U.S.Navy".
A veces en el reverso del recazo se marcaba con "la plumilla" y AW, y otras veces se marcaba así.


Las anillas que colocaban a sus navajas marineras eran estas:


La punta no ha sido modificada, a veces era habitual modificarla y convertirla en pico de loro, o incluso punta tipo estilete, aunque esto era menos frecuente.


A mi me gustan de punta cortada, tipo redera.


¿Que tendrán estas marineras que me gustan tanto?....
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, CLASIFICADOR 1, Facón

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 4 semanas 6 horas antes #3

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Experto
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 888
  • Gracias recibidas 424
Muy agradecido por tu participación y comentarios Alberto!! celebro que te haya encantado y como siempre con tus notables aportes. Efectivamente, estas navajas fueron de las primeras dotaciones de la US Navy y esta en particular debe ser seguramente del período de mayor actividad de Williams antes de la I GM como comentas, habida cuenta del marcaje, la plumilla alcanza a verse muy débilmente debido al desgaste y no se ve bien en la foto - seguida del cuño a cuatro lineas con el nombre y datos de Williams.
Algo sobre la historia de la firma:

La firma fabricante de esta navaja había sido fundada en Sheffield con anterioridad a 1890 por Alfred Williams (nacido en Paignton – Devon en 1865), figurando originalmente como “agente exportador de cuchillería”. Posteriormente, en 1893 aparece como “fabricante de cuchillos”, con sede en Rockingham Street. Tenía una estrecha relación con la conocida firma Kastor Brothers, (familia de cuchilleros alemanes asentados en Usa – ya comentada en otro posteo) a quien suministraba cuchillos y navajas para el mercado norteamericano (muchas de ellas fabricadas por la vieja firma de Joseph Wostenholm) desde 1890. La marca registrada de Williams era una pluma de escribir con sus iniciales A.W. En 1906, luego del fallecimiento de Wostenholm, Kastor y Williams se asociaron para utilizar la marca +Ebro+ originalmente registrada por Wostenholm y su nombre. Años después, acciones legales llevadas a cabo por la vieja firmas de George Wostenholm & Co.(una firma mas antigua que la de Joseph Wostenholm) evitaron que Kastor y Williams siguieran usando el reconocido nombre Wostenholm pero conservaron la marca Ebro. Entre los años finales del SXIX e iniciales del SXX, Williams exportó al mercado norteamericano grandes cantidades de cuchillería, especialmente cuchillos Bowie.
En 1925 Williams vendió su negocio y su marca propia (pluma) a Durham-Duplex, aunque continuó en la dirección de la firma hasta el final de la IIGM. Williams falleció el 11 de diciembre de 1946.
PD: en respuesta a tu pregunta: deben tener mucho "sex appeal"
Un abrazo

Aqui la vemos junto a otro compañero de aventuras en el inicio del SXX para que se pueda comparar el tamaño de la pieza. Particularmente estas navajas se fabricaron en grandes cantidades y después de la IGM aparecieron como surplus, inclusive fueron grabadas con propaganda de firmas comerciales (que falta de respeto!!)





Esta seguramente pertenece al período de la guerra civil americana. Lleva el cuño de H.H. Taylor & Bro. Sheffield - activo entre 1861 y 1863

Última Edición: 3 semanas 6 días antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: fetting-messer, Rommel, CULIPITRI

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 4 semanas 3 horas antes #4

  • Rommel
  • Avatar de Rommel
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • El Zorro del Desierto
  • Mensajes: 3087
  • Gracias recibidas 1828
Excelente post, preciosa navaja, y (por supuesto) exquisita la información que aporta Alberto al respecto. Yo soy amigo de "vivir las piezas", me gusta susarlas, y las añejas (como es este caso) restaurarlas (más bien adecentarlas) sin quitarle toda su veteranía y su gracia. Es por eso, que si esa navaja fuera mía, la limpiaría un poco (hoja, muelle y cuño).

Enhorabuena Juan.
"No me saques sin razón, ni me envaines sin honor"
CAFE
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: CLASIFICADOR 1, Facón

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 4 semanas 2 horas antes #5

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Experto
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 888
  • Gracias recibidas 424
Rommel escribió:
Excelente post, preciosa navaja, y (por supuesto) exquisita la información que aporta Alberto al respecto. Yo soy amigo de "vivir las piezas", me gusta susarlas, y las añejas (como es este caso) restaurarlas (más bien adecentarlas) sin quitarle toda su veteranía y su gracia. Es por eso, que si esa navaja fuera mía, la limpiaría un poco (hoja, muelle y cuño).

Enhorabuena Juan.

Agradezco tu presencia en el post Paco, así como también tus amables comentarios!! No te haces una idea de como estaba cuando la encontré - era un bloque de oxido - se ve que esta trabajó efectivamente en aguas saladas!! De paso te invito a participar junto con el comodoro Perry en la aventura de la apertura de las puertas del Japón.
Un abrazo

El 8 de julio de 1853 el comodoro Perry de la Armada de los Estados Unidos, llegó a Japón con cuatro barcos de guerra. El comodoro llevaba una carta del presidente Fillmore. La carta fue enviada al Shogun con expresiones de amistad, pero también contenía la velada amenaza de que el comodoro podría volver el año siguiente con una fuerza mayor, ocasión en la que esperaba recibir una respuesta satisfactoria.
La carta decía en tono de presagio: “Aún no han llegado a estos mares muchos de los grandes barcos de guerra destinados a visitar el Japón, el abajo firmante como evidencia de sus intenciones amistosas, sólo ha venido con cuatro barcos de los más pequeños, pero en caso necesario podría volver la próxima primavera con una fuerza mucho mayor”
Recordemos que el Japón era un país cerrado y muchos países occidentales habían estado tratando de romper ese encierro, lógicamente de forma que resultase conveniente a sus intereses.
La amenaza resultó efectiva, pues los japoneses conocían sus debilidades y habían aprendido la lección de la guerra de China. El consejero del Shogun, Kamon-No-Kami destacó en un documento la imposibilidad de resistir a la barbarie occidental y sugirió adoptar una actitud complaciente hasta que Japón, después de aprender los secretos del Occidente, pudiera tratar con éste en términos de igualdad..
Por eso, cuando Perry volvió, como lo había prometido, con una fuerza mayor, recibió la respuesta favorable que esperaba.
La seguimos...

El comodoro Perry



Los "barcos negros" de Perry tal como los vieron los japoneses

Última Edición: 4 semanas 2 horas antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, CLASIFICADOR 1, Guayo

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 3 semanas 6 días antes #6

  • CLASIFICADOR 1
  • Avatar de CLASIFICADOR 1
  • Fuera de línea
  • Administrador
  • EL QUE PONE LAS COSAS EN SU SITIO
  • Mensajes: 1658
  • Gracias recibidas 489
Muy buen post Juan. Y, como no, las aportaciones de Alberto son siempre de primer nivel.
"Bendito sea el Señor, mi Roca, que adiestra mis manos para la guerra, mis dedos para la batalla"
Salmo 144:1-15
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 3 semanas 6 días antes #7

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Experto
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 888
  • Gracias recibidas 424
CLASIFICADOR 1 escribió:
Muy buen post Juan. Y, como no, las aportaciones de Alberto son siempre de primer nivel.

Gracias Carlos!! me alegra mucho que te haya gustado, y agradezco tu presencia y comentarios. Aprovecho para continuar con los antecedentes de la acción de Perry que implicó un importante cambio en la geopolítica asiática:

Uno de los acontecimientos más importantes del siglo XIX fue la inserción de Japón en el mundo, resultado de la estrategia del Comodoro Matthew Calbraith Perry, comandante de la Armada de EEUU.

Japón había sido un extraño país, envuelto en guerras civiles y disensiones entre la corte imperial y los Shogunes quienes detentaban el verdadero poder. En lo exterior, salvo una invasión a Corea en el siglo IV y otra fallida en el siglo XVI, y el rechazo de la invasión mongola en el siglo XII, no había participado en enfrentamientos bélicos.

En 1542 algunos portugueses llegaron en un junco chino y poco después, el misionero jesuíta Francisco Javier comenzó su trabajo de evangelización entre los labradores. Con los misioneros llegaron especialistas navales que les enseñaron a construir grandes barcos y así surgieron expediciones japonesas hacia la India, China, Filipinas y alrededores. Poco después, se instalaron en sus costas otros jesuítas portugueses y protestantes ingleses y holandeses. Pero surgieron serias críticas entre las misiones y en Japón pensaron que los europeos eran un peligro y comenzaron a perseguirlos y a expulsarlos. Temían entonces una invasión extranjera y decidieron aislarse, se prohibió la construcción de barcos, salvo pequeños juncos para cabotaje, ningún japonés podía viajar al extranjero y no se permitían más a los extranjeros entrar a Japón. Todo esto fue resultado de las querellas entre los extranjeros residentes, que motivó el desprecio de los japoneses y un curioso decreto imperial en 1638: “.... Nadie sea osado, mientras el sol ilumine la tierra, viajar a Japón so pena de vida ....”.

En 1837 llegó un barco de EEUU. con náufragos japoneses; fue recibido a cañonazos. En 1849 naufragó en costas cercanas otro barco de EEUU. y los marineros que se salvaron a nado fueron hechos prisioneros. Y así pasaron más de dos siglos en que los barcos no se acercaron a sus misteriosas costas y solo permanecía una pequeña factoría portuguesa en una pequeña isla cerca de Nagasaki, humillada en su tratamiento y permitiendo un viaje controlado de un buque por año.

Es entonces que aparece la figura del comodoro Perry, que trataba de modernizar la Armada de su país y tenía la idea fija de romper el aislamiento del imperio japonés. Había participado en varias expediciones al Mediterráneo, a la India y estuvo en el sitio de Veracruz durante la guerra con Méjico. Logró la construcción de buques a vapor, su armamento con grandes cañones y la creación de una Academia Naval.

Entretanto, estudiaba todo lo que se había escrito sobre el antiguo Cipango, según denominó Colón a Cuba creyendo que era Japón, el viejo “imperio del sol naciente” (con respecto a China, cuya influencia se remontaba al año 600 A. C.); investigó los resultados de la misión de San Francisco Javier de 1547 y de otras, entrevistó a marinos, visitó a historiadores y llegó a una conclusión: la única posibilidad de éxito era una expedición con igual sistema feudal de pompa, castas, uniformes y costumbres y mostrarles los adelantos de su país. Por fin fue autorizado por el presidente Fillmore a organizar la expedición con el fin de lograr un Tratado de comercio, apertura de puertos y tratamiento humano a los marinos.
Con ese fin preparó una flota que fue concentrando en el más riguroso secreto en Hong Kong y Macao, mientras él partía con el buque almirante, el MISSISSIPPI desde Norfolk. A bordo organizó un sistema de castas especial, y él mismo se denominaría “Lord del Interior Vedado”; todo esto también en secreto, incluso para los sectores políticos de su país. Llegado a Hong Kong, partió con una flota de cuatro barcos de guerra hacia las islas Ryukyu, al sur de Japón, haciendo maniobras y desembarcos en Naha y Okinawa, de modo que fueran conocidos y transmitidos a las autoridades feudales. Los buques de la pequeña pero fuerte escuadra eran los siguientes:

1) La fragata a vapor y ruedas MISSISSIPPI, de tres palos, 1.700 toneladas, 10 cañones de 6, 8 y 10, con armamento menor en las bandas y tripulada por 375 hombres.

2) La fragata artillada similar, PLYMOUTH, de tres palos, 1.000 toneladas, 12 cañones principales y otros 10 menores, tripulada por 190 hombres.

3) La fragata artillada SARATOGA, de tres palos, 900 toneladas, con 10 cañones principales y 10 menores en las bandas, llevando una tripulación de 180 hombres.

4) Un Sloop de apoyo, con tres palos, de 800 toneladas, 4 cañones principales y 10 menores, 800 toneladas, ex mercante, con una tripulación de 50 hombres, de nombre SUPPLY.

Después de las maniobras antedichas, partieron hacia el norte a la bahía de Edo (Yedo), la actual bahía de Tokio, adonde entraron el 8 de julio de 1853. Fue recibida la “flota de los barcos negros”, como se denominó en Japón, por multitudes amenazadoras en centenares de pequeños juncos. Echó anclas en Uraga e hizo bajar algunos botes con una nota de visita que fue rechazada. Pero el gobernador de la población de Uraga pidió subir a bordo del buque insignia. Fue rechazado el pedido y se le contestó que “sería recibido por un oficial subalterno”. El gobernador no aceptó y les indicó seguir a Nagasaki. Un oficial superior le indicó que llevaban una carta del Presidente de los EEUU. para el Emperador de Japón a quien consideraba de igual rango, mostrándole el cofre de oro que la contenía. Recién entonces comprendieron las autoridades locales que se hallaban ante un régimen de castas y jerarquías semejantes. Al día siguiente, domingo, se organizaron a bordo ritos religiosos celebrados con cruces, cánticos y música de las bandas, rechazando el pedido del gobernador de subir a bordo porque “el día domingo era sagrado para adorar a su Dios”.

El lunes llegaron barcazas con las credenciales del príncipe Uzi, en caja de sándalo, invitando a los marinos para una ceremonia al día siguiente en la playa. Y aquí sigue la estrategia organizada por Perry.

Bajaron a la playa 15 grandes botes de los acorazados, con un pabellón de los EEUU. cada uno y cien soldados –los más altos de la escuadra- en uniformes de gran gala y precedidos por dos bandas de música. Poco después, bajó el comodoro en otro bote, solo, con dos imponentes marinos y dos grumetes que llevaban el cofre de oro con la carta. El príncipe Uzi esperaba de pié al “Lord del Interior Vedado”, quién le transmitió que regresaría a Macao para volver en la primavera con una gran flota de guerra. El momento fue de gran tensión porque debieron desfilar entre 5.000 soldados japoneses formados a su lado. Después, la flota permaneció tres días en la bahía, en una demostración de fuerza y partió hacia Macao.
Continuará
Un gran abrazo
Última Edición: 3 semanas 6 días antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 3 semanas 5 días antes #8

  • 7Igni
  • Avatar de 7Igni
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Mensajes: 606
  • Gracias recibidas 383
Excelente hilo, excelente navajón y como siempre una interesante historia.

Muchas gracias por tu trabajo, Juan.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Una yankee de la corte del Rey Arturo... y el comodoro Perry 3 semanas 5 días antes #9

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Experto
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 888
  • Gracias recibidas 424
Estoy muy agradecido por tu participación Nacho!! tus comentarios son siempre estimulantes, además me alegra mucho conocer que te haya gustado.
Un gran abrazo!!


Bueno, vamos dando final a este breve repaso a la primera intervención de EEUU en la geopolítica de Asia, en la cual la U.S. Navy tuvo una destacadísima participación.

EL TRATADO DE KANAGAWA

En los días en que se desarrollaban los acontecimientos antes descriptos moría el shogun, sucediéndole su hijo Jiesida, de carácter menos inflexible que su padre, y se comenzó en las islas a analizar con detención el viaje de la flota de los EEUU., que había aterrorizado a Japón ante aquellos poderosos “barcos negros” que echaban humo.

Por su parte, el comodoro Perry observaba, al arribar a Macao, las actividades de otras potencias. Inglaterra se había posicionado en Hong Kong, desde sus bases en la India, como consecuencia de la guerra del opio y aspiraba a llegar a Japón. Antes aún, los rusos habían desplazado una flota desde Siberia y tomado las islas Kuriles y Shakalin llegando sus naves hasta Hokkaido y Nagasaki adonde fueron rechazadas por los japoneses. Francia, por su parte, se preparaba para llegar a Japón y portugueses y holandeses observaban la manera de abrir las puertas de aquel imperio prohibido. Entonces los preparativos de Perry fueron febriles y preparó una gran flota para su segunda expedición, compuesta de 12 buques de guerra.

Decidió en principio mantener el MISSISSIPPI como nave capitana, ya que había sido construido en los astilleros de Filadelfia en 1839 bajo su supervisión personal. Con su gemelo el MISSOURI fue el primer navío oceánico a vapor y ruedas, con velas y tres palos. Al contrario de otras opiniones, había dispuesto la chimenea atrás de las ruedas, porque adelante, interferiría con los grandes cañones. Al MISSISSIPPI le agregó el PLYMOUTH, el SARATOGA y el SUPPLY, los cuatro que habían realizado la primera expedición. A los cuales agregó el MACEDONIAN, el VANDALIA y el POWHATAN. Quedarían en alta mar y en las bases ya ocupadas de Naha y Okinawa, el VERMONT, el SAINT MARY, el PRINCETON y el ALLEGHANY. Toda esta flota estaba fuertemente artillada.

Así llegarían a la bahía de Tokio siete barcos, de los cuales 4 fragatas a vapor, y dos más afuera. En total una poderosa flota de nueve buques. A último momento cambió el comodoro su nave capitana por el POWHATAN, una fragata acorazada de 2.400 toneladas, 10 cañones de 9 y 20 menores en las bandas, con una tripulación de 370 hombres. No habían transcurrido seis meses de la misión anterior, cuando apareció de sorpresa en febrero de 1854 en la bahía. Tenía órdenes expresas del presidente Fillmore de no usar su armamento salvo en defensa propia. El príncipe de Uraga lo invitó a entrar a la ciudad para negociar pero Perry, le indicó que volvía por la contestación del emperador y exigió negociar en la playa a la vista de los amenazadores navíos. Esa noche los japoneses levantaron un soberbio pabellón y al día siguiente se repitió, con más pompa aún, aquella ceremonia anterior.

Bajaron en grandes botes unos 500 marinos en uniforme de gala, precedidos por banda, mientras las bandas de los buques acompañaban el espectáculo. Un alto oficial de la flota se apersonó al comisionado del nuevo shogun, quien le dijo no poder firmar el Tratado por la muerte del anterior. “.... Les daremos provisiones para partir y lo firmaremos más adelante ....”. Las órdenes del comodoro fueron terminantes. “.... No partiremos, iremos a Edo (Tokio) a entregar los regalos del Presidente de los EEUU ....”

El comisionado japonés y el gobernador no insistieron. Perry mantuvo sus tropas en la playa e hizo explicar que mostraría los regalos que traía. Instaló un ferrocarril en miniatura e invitó a los nobles a subir en él, dos por vagón, en un largo paseo a 30 kph. Los japoneses creyeron que habían demonios en la locomotora, “que echaba el mismo humo de los buques de guerra”. Después transmitió mensajes telegráficos a un kilómetro, creyendo los nobles que alguien corría por adentro del tubo. Les mostró arados, telescopios, modernos fusiles, cañones, relojes, artículos domésticos, jabones, y otros artefactos diversos que sorprendían a todos, y dibujaban esos raros artefactos. El shogun, entretanto, respondió con sederías, porcelanas, bandejas y un cofre de sándalo con pescado seco, un saco de arroz y cuatro perritos de casta japonesa, lo cual se consideraba el tradicional regalo de amistad. Esto era un gran triunfo para la misión y un símbolo de paz.

Finalmente, el 31 de marzo de 1854 se firmó el Tratado de Kanagawa, a bordo del SARATOGA, mientras la banda tocaba “The Star Spangled Banner”. El Tratado aseguraba la reparación por marinos de los EEUU. tomados anteriormente prisioneros, la apertura de varios puertos como estaciones de aprovisionamiento para sus barcos, el establecimiento de misiones y privilegios consulares en esos puertos y el “tratamiento de nación más favorecida” asegurado a los EEUU. Japón entró así en la familia de las naciones, comprometiéndose ambos países a “una paz perfecta, permanente, universal y una sincera y cordial amistad”.

Poco después, Inglaterra y Holanda suscribieron tratados parecidos con Japón, y Rusia firmó un acuerdo en que, por primera vez, se establecía el principio de la extraterritorialidad, del cual se favoreció EEUU. por aquella cláusula del Tratado de Kanagawa. Perry partió rumbo a Washington mientras los otros barcos recorrían los puertos japoneses, y fue recibido como un héroe y poco después iba a ser promovido a un destino importante pero no llegó a disfrutarlo, muriendo en 1858.

Entretanto, de acuerdo al Tratado de Kanagawa, el delegado de EEUU. Towsend Harris arribó a Shimoda en el buque de Guerra JACINTO en setiembre de 1856, para establecer dos consulados: Gyokusenji y Shimoda, a donde ondearon por primera vez en territorio japonés, las banderas de los EEUU. En 1857 volvió Towsend a Japón, firmando un nuevo Tratado de Comercio y Navegación con el shogun Tokugawa Yesida, y presentando formalmente un mensaje especial del presidente Pierce. Un nuevo “Tratado de Ansei” abrió cuatro nuevos puertos a EEUU. Todo esto trajo como consecuencia una modernización de Japón, y el 15º. shogun Tokugawa restauró los poderes civiles y militares a la corte imperial. En noviembre de 1857 el emperador Meiji proclamó el fin del sistema feudal del shogunato y la restauración, después de 300 años, del Imperio. La sede imperial fue trasladada a Tokio, Japón se modernizó en todos los órdenes, estableció el primer parlamento en Asia y, como potencia militar, llegó a derrotar a China y a Rusia en 1905, y a ocupar Corea y Formosa y ni hablemos de lo que pasó en la IIGM.

Pero lo más curioso de estas habilísimas actuaciones de Perry es que aún hoy, se le reconoce casi más en Japón (donde un gran óleo se exhibe en lugar destacado en el Museo Nacional de Tokio) que en los EEUU. Algo parecido a lo sucedido con Mac Arthur en el siglo XX.

Fin
Espero que les haya resultado interesante.
Un abrazo

Última Edición: 3 semanas 5 días antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Volver