Unbenanntes Dokument
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: Grüne Woche, Berlín 1939

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #1

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Hace casi dos años, mi hijo me trajo de Alemania esta navaja promocional de la “Semana Verde” de Berlín 1939. “Con ésta no tienes que averiguar nada, ya está en claro el año, el fabricante, la ciudad” me dijo…. No te creas, le respondí, ya lo verás.
Ya era hora de mostrarla, y aquí la detallo:
Navaja con cachas metálicas de acero al carbono – con un tratamiento, aparentemente cromado - de 87 mm de largo, una sola hoja, de acero al carbono de 63 mm de largo, con ranura de la uña tipo francesa – o “long pull” y descanso a 90°, en el recazo, lleva el cuño del fabricante que a la vez es quien promociona – Hauptner. Muelle de acero al carbono con un alto pulido, los pasadores y pines son de acero al carbono.
Las cachas llevan estampadas el nombre del fabricante: H. Hauptner Instrumentenfabrik - Berlín, Solingen, Leipzig, München, Hannover - en la cara principal, y en la otra Grüne Woche Berlín 1939 - la feria agrícola más importante de Alemania - donde la firma tenía un Stand.
Tiene un alto nivel de calidad de ejecución, y además un filo de bisturí – claro que el fabricante se dedica a instrumentos quirúrgicos y de veterinaria.
Van las fotos:









Tiempo después pude hacerme con un catálogo de Hauptner, precisamente del año 1939






Veamos algo de la historia del fabricante Hans Hauptner, que comienza en 1856/7 y continúa existiendo hoy día.

Si se tiene en cuenta lo desfavorables que eran las condiciones sociales y económicas de la clase veterinaria a mediados del siglo XIX, la decisión del fundador de la empresa H. Hauptner de recurrir a los instrumentos veterinarios debe calificarse de audaz y de lejos. de vista normal. Esto es más cierto desde que el aprendiz Hans Hauptner se había criado en el campo de los fabricantes de instrumentos quirúrgicos, cuyo gremio se ocupaba principalmente de los instrumentos médicos y despreciaba “ad usum veterinarium” con desdén por los productos asociados.

La idea de especializarse en herramientas y dispositivos veterinarios, cuando Hauptner la implementó, no siguió siendo solo un fenómeno económico como en otros lugares, sino que se convirtió en el punto de inflexión en el desarrollo de instrumentos veterinarios. En 75 años de implementación constante, la idea saludable de Hans Hauptner no solo fue capaz de hacer justicia magistralmente a las preocupaciones respectivas del avance de la tecnología y la ciencia, sino que también permitió a sus portadores, independientemente de algunas dificultades y decepciones, estar hombro con hombro con los médicos veterinarios. y científicos con éxito en la vanguardia de la lucha por expandir y promover el auge de la medicina veterinaria.

Gracias a su personalidad, el fundador de la empresa estuvo a la altura de esta tarea. Luchar hombro con hombro con los médicos veterinarios y los científicos con éxito en la primera línea para la expansión y el avance de la medicina veterinaria. Gracias a su personalidad, el fundador de la empresa estuvo a la altura de esta tarea. Luchar hombro con hombro con los médicos veterinarios y los científicos con éxito en la primera línea para la expansión y el avance de la medicina veterinaria. Gracias a su personalidad, el fundador de la empresa estuvo a la altura de esta tarea.

Hans Hauptner nació en Neu-Ruppin el 24 de noviembre de 1823, hijo de un empresario; su padre tenía una tienda de bienes materiales. Después de la temprana muerte de su padre, tuvo que dejar la escuela primaria a la edad de 16 años y fue aprendiz del cortador berlinés Eduard Heyne. El 22 de julio de 1844, Hans Hauptner fue "absuelto" por el gremio. Después de un corto tiempo como jornalero, tomó la decisión de unirse al ferrocarril. Hizo este servicio durante seis meses hasta que prevaleció el amor por su tema actual. Con energía renovada, emprendió la caminata y desarrolló sus habilidades a través de una ayudantía de diez años en ciudades universitarias alemanas y extranjeras, donde se ocupó de toda la gama de instrumentos de cirugía humana en importantes talleres.




El 13 de mayo de 1856, Hans Hauptner fundó su propia casa y la abrió el 26 de marzo de 1857 en la casa de Charlottenstrasse 76 con un taller en el sótano debajo. Inicialmente, Hans Hauptner comenzó como un negocio de un solo hombre. En los primeros años vimos a Hans Hauptner fabricar y vender lo que era posible en la pequeña tienda. Los médicos, veterinarios, agricultores y, de hecho, cualquier persona que necesitara suministros médicos compraría allí. Entre los clientes del joven maestro se encontraba el futuro emperador Friedrich III, que hizo que Hans Hauptner hiciera un cuchillo cazador de ciervos de acuerdo con sus propias especificaciones.
Además de la producción de los artículos habituales para las necesidades del médico y veterinario, así como de enfermería, se encontraron ayudas zootécnicas que Hans Hauptner realizaba para directores de granjas de ovejas. párrafo que vale la pena. Se centró cada vez más en los instrumentos veterinarios.

En los años sesenta vimos a Hans Hauptner trabajando diligentemente en la expansión de los instrumentos para el veterinario y el criador de animales. A cambio, los profesores de la escuela de veterinaria de Berlín en ese momento le mostraron un gran interés, por lo que el negocio en Charlottenstrasse creció año tras año.
Apenas dos años después de la fundación de la empresa, se emplearon algunos trabajadores allí y en 1864 el número de trabajadores aumentó a diez. Gracias a la artesanía de Hans Hauptner en combinación con su disposición comercial, se adelantó a su tiempo con la creación de catálogos y anuncios.

Herr Hans Hauptner



El factor decisivo fue siempre su principio de mantenerse independiente en la fabricación de sus productos, observando el mayor cuidado y utilizando todas las ayudas técnicas modernas. Después de siete años de trabajo, el taller del sótano se trasladó a las habitaciones más grandes de la casa recién adquirida en Charlottenstrasse 74 en Berlín. Aquí se dedicó principalmente a la fabricación de las tijeras para caballos con sistema de peine, inventado en 1868. Precursor de las cortadoras de caballos de hoy.

Hauptner hizo una aparición especial en la importante exposición comercial de Berlín en 1896. El jurado, compuesto únicamente por maestros de mecánica quirúrgica, otorgó a la empresa el máximo premio estatal, así como el certificado de honor “Por logros muy extraordinarios en el campo de la medicina veterinaria”. Siempre que se abre la crónica de Hauptner, hay El progreso y la estrecha cooperación con el consumidor son la base de la mejora constante y el alto desarrollo de los instrumentos. Esto fue reconocido con el premio más alto, el único "Gran Premio" en la clase de cirugía en la Exposición Mundial de París en 1900. Muchos otros premios comparables siguieron en los años siguientes.

Con el paso del tiempo, el único hijo Rudolf Hauptner se hizo cargo cada vez más del negocio de Hans Hauptner. Hans Hauptner murió en 1901 y se agradeció tanto desde casa como desde el extranjero. Tras la muerte del fundador, comenzó una nueva era. Bajo la dirección exclusiva de Rudolf Hauptner, que era el empleado más insustituible de su padre después de una formación técnica y comercial exhaustiva ya en 1882, comenzó una nueva y prometedora recuperación. Se introdujeron procesos modernos de fabricación y venta. La gama de instrumentos se amplió según las disciplinas de la medicina veterinaria.






Incluso Rudolf Hauptner no perdió de vista la expansión de la posición mundial y, debido al espacio limitado en Berlín, tomó la decisión de afianzarse en la cuna de la industria del acero, donde existen las mejores condiciones de producción, y se fue en Solingen. en 1916, el centro de la industria de la cuchillería para reconstruir una extensa obra.
La Primera Guerra Mundial y la inflación posterior, por supuesto, también causaron graves daños a la empresa, pero bajo el incansable impulso creativo de Rudolf Hauptner y sus hijos, la reputación y la posición en el mercado se consolidó pronto. El período desde 1932 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial estuvo marcado por nuevos éxitos internacionales en el campo de la medicina veterinaria, pero también por una rigurosa intervención política en la estructura de la agricultura, especialmente la cría de animales.

Algunas imágenes del catálogo de 1939

La planta industrial


La sala de proyectos y diseño


Talleres




Donde hay voluntad hay un camino...

Cuanto más profundo y dramático fue el accidente después del final de la guerra: la sede con la mayoría de los almacenes estaba en la parte oriental de la ciudad y se perdió, las grandes áreas de cría de animales en los países orientales quedaron aisladas. En la agricultura, se produjo una rápida reestructuración de la operación de motores. La cría de caballos, pero también de ovejas y cabras, se redujo a reservas residuales, y se utilizaron bovinos y cerdos para la cría.
A pesar de esto, todavía había muchas explotaciones ganaderas en Alemania: alrededor de 1,7 millones a principios de la década de 1950, hoy algo menos de 200.000. Hauptner, ahora solo activo como productor en Solingen, luchó mucho en los primeros años de la posguerra. Bajo la decidida dirección de los entonces accionistas Konrad y Hans Hauptner, la empresa se recuperó lentamente.

Pero entonces vinieron al rescate circunstancias especiales: los rebaños de ganado en Europa se contaminaron como resultado de la guerra: la lucha contra la tuberculosis, brucelosis y leucosis comenzó a gran escala y con ello se exige a la empresa el suministro de miles de jeringas de tuberculina, cutímetros, tijeras de corte, alicates de punta y millones de crotales en toda Europa.
Rudolf Hauptner ya había desarrollado la etiqueta de oreja de metal Crotalia alrededor de 1910, que inicialmente era el medio de identificación predominante. En los años 40 siguió el crotal supercrotal mejorado y elegante, que era entonces el medio de identificación predominante en toda Europa cuando comenzó el control de la enfermedad.


Los pedidos extranjeros adicionales más grandes del extranjero en forma de jeringas y peines de afeitar permitieron a la compañía recuperarse rápidamente para que en 1957 el 100 aniversario pudiera celebrarse de una manera relativamente segura.
En 1962, la compañía se fortaleció aún más con la adquisición de Richard Herberholz en Wuppertal, en el mercado como productor de etiquetas para las orejas desde 1891.
El trabajo de Herberholz consistía en detener las recesiones en situaciones competitivas difíciles y descubrir y cerrar brechas en el mercado. Esto fue exitoso. Con la liberalización de los mercados por parte de la CEE, surgieron competidores por todas partes, frente a los cuales, sin embargo, la alta calidad de los productos Hauptner hizo que fuera fácil imponerse.

La década de los 80 estuvo marcada por dos cambios: por un lado, aparecieron en el mercado los primeros crotales de plástico, inicialmente primitivos pero que mejoraron rápidamente. Hauptner y Herberholz se apegaron a la etiqueta de oreja de metal mucho más duradera y, al mismo tiempo, pudieron acompañar el desarrollo de la etiqueta de oreja de plástico gracias a la división de plástico de Herberholz recientemente adquirida.
Además, hubo cambios serios en la estructura de gestión de la empresa y los accionistas: Konrad y Hans Hauptner murieron, Hans Schoening como otro director gerente se retiró de la dirección de la empresa, de modo que solo Karl-Heinz Neutsch permaneció como director gerente de Herberholz y Annette Hauptner como director gerente de Hauptner. A principios de los 90, estos también tuvieron que irse por motivos de salud,

En 1995, el Sr. Bernd Neutsch asumió el control del negocio e inicialmente se concentró en la expansión de la producción de etiquetas de plástico para las orejas con el fin de construir otro pilar además del sólido sector de cría de animales e instrumentos. La creciente globalización se contrarrestó con la fusión de las dos empresas. Las dos sucursales en Hannover y Múnich tampoco se consideraron necesarias debido a la creciente internacionalización y digitalización. En el transcurso del nuevo milenio, la dirección persiguió el objetivo de concentrarse en las competencias básicas de la empresa. El sólido desarrollo posterior de Hauptner-Herberholz bajo las premisas de "calidad", "fiabilidad" y "tecnología" se celebró en 2007 con el 150 aniversario de la empresa.




Hoy en día, la producción se centra principalmente en los crotales de plástico, las jeringas (Muto), los aros nasales, las tijeras y los instrumentos veterinarios especiales (por ejemplo, los alicates Serra). Una gran parte de la gama de productos se fabrica en Solingen con el más alto nivel de calidad y se vende desde allí. La cuota de exportación es de casi el 80% y realizamos envíos a más de 100 países de todo el mundo. Hauptner y Herberholz son positivos sobre las nuevas tecnologías y tendencias debido a sus muchos años de experiencia y una amplia gama de productos.

Espero que les haya gustado,
Un saludo
Última Edición: 2 años 2 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, CLASIFICADOR 1, rojocaecae, JEFUERZAXXIX

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #2

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Este post no estaría completo sin agregar algo sobre esta feria agropecuaria - Semana Verde - o Grüne Woche:

La Semana Verde de Berlín es la feria más antigua de la ciudad, así como uno de los eventos más conocidos de toda Alemania. Ninguna otra exposición internacional que atrae a cientos de miles de consumidores cada año ha tenido lugar tantas veces como la Semana Verde. Originalmente era un mercado local de productos, se ha convertido en la feria de consumo más grande del mundo para la agricultura, la alimentación y la horticultura. Desde 1926, alrededor de 90,000 expositores de 130 países han presentado sus productos de gran alcance de todo el mundo a millones de visitantes profesionales y al público en general.

Todo comenzó en los días en que los granjeros podían reconocer a los granjeros por los abrigos de fieltro verde utilizados tradicionalmente. Durante una semana cada año a fines del siglo XIX, cuando la asociación agrícola conocida como Deutsche Landwirtschafts-Gesellschaft (DLG) solía celebrar sus conferencias de invierno en Berlín, estos artículos largos de ropa verde eran una vista común en la ciudad. Estos fueron acompañados por la venta de artesanías y la industria de bienes de consumo y artículos para el sector agrícola en las calles alrededor del lugar de la conferencia. Esta forma itinerante de comercio se fue organizando gradualmente, y finalmente un agricultor llamado Hans-Jürgen von Hake sugirió a la Oficina de Turismo de Berlín que la conferencia de 1926 debería ir acompañada de una exposición agrícola en la calle conocida como Kaiserdamm. Este fue el comienzo de la Semana Verde, un nombre que aparentemente le dieron los periodistas.

Su introducción recibió una amplia aprobación. Anteriormente, eventos como espectáculos de caballos, exhibiciones de pequeños animales, un mercado de semillas y espectáculos de caza se habían diseminado por todo Berlín. Con este nuevo arreglo, se concentraron en una pantalla compacta que cubría 7,000 metros cuadrados en salas normalmente utilizadas para exhibiciones de radio y automóviles, y en el año inaugural atrajeron a más de 50,000 asistentes. En aquellos días, una quinta parte del área de la capital alemana se dedicaba a la agricultura y la horticultura. Dentro de la ciudad había 45,000 caballos, 25,000 cerdos, 21,000 ganado lechero y más de medio millón de aves de corral. Los jardines asignados eran propiedad de unos 200,000 berlineses. La exhibición más grande en la primera de estas exhibiciones fue un tractor de 100 hp con neumáticos de metal. Este monstruo, de cuatro metros de altura y con ruedas más altas que un hombre.

La Semana Verde experimentó una rápida expansión durante los años siguientes, y muchos logros científicos y técnicos se introdujeron por primera vez en este evento. Por ejemplo, en 1928 se usó un dispositivo para demostrar que los perros solo seguían las huellas hechas por los humanos, y no su olor.
En la 5ª Semana Verde en 1930, una máquina gigante para mantener los huevos frescos atrajo un enorme interés. Contenía 5.000 huevos, que fueron rotados, un "proceso natural" que les permitió mantenerse frescos hasta por un año. Durante los años veinte y treinta, innovaciones tales como una unidad de ordeño en la batidora, un tractor de orugas y cereales de mayor rendimiento de criadores de plantas conocidos tuvieron una respuesta cada vez mayor.




En 1935, el diseño de Wilhelm Hölter representando estilizadas espigas amarillas de trigo contra un fondo verde fue adoptado como el símbolo de la Semana Verde. La Semana Verde no tuvo lugar en 1938 debido a un brote de fiebre aftosa, y el evento del año siguiente 1939 - correspondiente a la navaja de Hauptner, - fue el último durante algunos años, trató un tema que todavía es de actualidad: una atracción especial, visible desde lejos, fue proporcionado por el 'reloj de nutrición', programado para mostrar cómo reducir la ingesta de calorías y proporcionar automáticamente consejos para comidas saludables.

Una de las recomendaciones del reloj de nutrición, por ejemplo, era reemplazar las costillas marinadas por un sabroso plato de verduras, con detalles precisos de los ingredientes. programado para mostrar cómo reducir la ingesta de calorías y proporcionar automáticamente consejos para comidas saludables.

Una de las recomendaciones del reloj de nutrición, por ejemplo, era reemplazar las costillas marinadas por un sabroso plato de verduras, con detalles precisos de los ingredientes. programado para mostrar cómo reducir la ingesta de calorías y proporcionar automáticamente consejos para comidas saludables. Una de las recomendaciones del reloj de nutrición, por ejemplo, era reemplazar las costillas marinadas por un sabroso plato de verduras, con detalles precisos de los ingredientes.

La Semana Verde experimentó una rápida expansión durante los años siguientes, y muchos logros científicos y técnicos se introdujeron por primera vez en este evento. Por ejemplo, en 1928 se usó un dispositivo para demostrar que los perros solo seguían las huellas hechas por los humanos, y no su olor. En la 5ª Semana Verde en 1930, una máquina gigante para mantener los huevos frescos atrajo un enorme interés. Contenía 5.000 huevos, que fueron rotados, un "proceso natural" que les permitió mantenerse frescos hasta por un año. Durante los años veinte y treinta, innovaciones tales como una unidad de ordeño en la batidora, un tractor de orugas y cereales de mayor rendimiento de criadores de plantas conocidos tuvieron una respuesta cada vez mayor.
En 1935, el diseño de Wilhelm Hölter representando estilizadas espigas amarillas de trigo contra un fondo verde fue adoptado como el símbolo de la Semana Verde. La Semana Verde no tuvo lugar en 1938 debido a un brote de fiebre aftosa, y el evento del año siguiente, el último durante algunos años, trató un tema que todavía es de actualidad: una atracción especial, visible desde lejos, fue proporcionado por el 'reloj de nutrición', programado para mostrar cómo reducir la ingesta de calorías y proporcionar automáticamente consejos para comidas saludables.
Una de las recomendaciones del reloj de nutrición, por ejemplo, era reemplazar las costillas marinadas por un sabroso plato de verduras, con detalles precisos de los ingredientes. programado para mostrar cómo reducir la ingesta de calorías y proporcionar automáticamente consejos para comidas saludables. Una de las recomendaciones del reloj de nutrición, por ejemplo, era reemplazar las costillas marinadas por un sabroso plato de verduras, con detalles precisos de los ingredientes. programado para mostrar cómo reducir la ingesta de calorías y proporcionar automáticamente consejos para comidas saludables. Una de las recomendaciones del reloj de nutrición, por ejemplo, era reemplazar las costillas marinadas por un sabroso plato de verduras, con detalles precisos de los ingredientes.


Después de que los nacionalsocialistas llegaron al poder el 30 de enero de 1933,en ese mismo momento se estaba llevando a cabo la Semana Verde, llamada 'Semana Verde para el Deporte y las Razas de Animales' del 28 de enero al 5 de febrero. Para la compañía de ferias de Berlín, el posterior nombramiento de Josef Goebbels como Ministro del Reich de Iluminación Pública y Propaganda el 13 de marzo de 1933 marcó el comienzo de una nueva era.
El 18 de abril de 1933 se creó el Instituto de Propaganda Cultural y Económica que controlaba todas las actividades de la feria de acuerdo con las reglas del régimen. El 30 de junio de 1933, la responsabilidad de las ferias y exposiciones comerciales fue transferida del Ministerio de Economía del Reich al Ministerio de Propaganda del Reich y el 12 de septiembre de 1933 se creó el Consejo Alemán de Normas de Publicidad. Todas estas medidas despojaron a la empresa de ferias comerciales de cualquier control independiente. durante sus ferias y exhibiciones en los terrenos de Kaiserdamm y en la Torre de Radio de Berlín. Por ley, había cedido el control al estado.

La 39ª Exposición itinerante de la industria agrícola alemana, que tuvo lugar del 20 al 28 de mayo de 1933 bajo la supervisión del régimen en todo el recinto ferial y en los sitios al aire libre al sur de los terrenos, ofreció un anticipo de lo que vendrá. Las actividades en esta última exposición organizada por el DLG (posteriormente fusionada con el 'Reichsnährstand') . En 1934, en la 'primera Semana Verde del estado recientemente establecido, se declaró que el Reich alemán se volvería autosuficiente y que cesarían las importaciones de alimentos y piensos. Esta medida tuvo el efecto de canalizar divisas extranjeras previamente destinadas a importaciones, así como otros recursos hacia la producción de armas.
En 1938, la Semana Verde se canceló debido a un brote generalizado de fiebre aftosa. En la última Semana Verde en 1939, se hizo un orgulloso anuncio de que Alemania había alcanzado un nivel de autosuficiencia aún mayor que en 1914, un claro indicador de inminente, que posteriormente redujo toda actividad ferial en el recinto ferial.




Después de los años de guerra, hambruna y destrucción, la organización que representa a los propietarios de parcelas y otros terratenientes dedicados al cultivo mostró el valor de sus convicciones en un grado notable cuando resucitaron la Semana Verde a fines del verano de 1948. 59 expositores presentaron sus productos a El público de Berlín, en las circunstancias más difíciles. Los tres sectores occidentales de Berlín solo tenían electricidad entre las 11 p. M. Y la 1 a. M. Y nuevamente de 9 a 11 a. M.
Todos los días, y estaban sujetos a un bloqueo soviético en todas las rutas de conexión por tierra y agua. Durante un período de 24 horas el día de la inauguración de la Semana Verde, 250 aviones británicos y 357 estadounidenses llevaron suministros de todo tipo a la parte occidental de la ciudad.
Entre las muchas atracciones populares en el recinto ferial estaban las frutas y verduras, incluyendo un pepino que pesa 3.3 kilogramos y una calabaza que inclinó la balanza a 40 kilogramos, lo que representa lo inalcanzable para muchos berlineses durante este tiempo de hambre y escasez. Cuando vieron a Dora, una cerda reproductora del suburbio de Kreuzberg, con sus lechones, muchos visitantes solo podían soñar con jamón y tocino, y lamentablemente, lo que parecía ser jamón y salchichas en algunos de los puestos estaba hecho de cartón.
Este fue el renacimiento de este evento. En 1949, la empresa de ferias propiedad de las autoridades locales, exposiciones de Berlín, asumió la responsabilidad de la feria. En 1950 no se realizó la Semana Verde, debido a los grandes trabajos de construcción en los terrenos. La Semana Verde adquirió por primera vez su dimensión internacional en 1951, cuando un expositor holandés, con clara previsión, mostró tentativas pirámides de verduras a un público asombrado.
El canciller federal Konrad Adenauer fue uno de los que expresó su admiración. Después de este comienzo, el número de expositores extranjeros aumentó constantemente cada año. Los planes de biogás de 'Darmstadt' se mostraron a los expertos ya en 1953, y la publicidad de su fabricante enfatizaba una producción diaria de diez metros cúbicos de biogás, que sería "suficiente para satisfacer los requisitos de cocina y agua caliente en el hogar,

Hasta 1961, la Semana Verde tenía un atractivo particular para los agricultores en lo que entonces era la República Democrática Alemana. A pesar de los considerables obstáculos que enfrentan en la frontera con el sector oriental, entre el 30 y el 50 por ciento de los asistentes a la feria vinieron regularmente del este. En 1954, la asistencia superó la marca de medio millón por primera vez y las pantallas ahora ocupaban unos 30,000 metros cuadrados en nueve pasillos.
Sus organizadores vieron la primera vez que se llevó a cabo después de la construcción del Muro de Berlín (13 de agosto de 1961) como un desafío para demostrar su viabilidad ahora que había sido aislada del área circundante. Se convirtió en la Semana Verde Internacional de Berlín '62, por primera vez con el presidente federal Heinrich Lübke como su mecenas. De las 669 empresas que estaban exhibiendo, casi la mitad provenía de fuera de Alemania. En este momento, unos 50 países, en su mayoría de Europa occidental, pero también de EE. UU., Canadá, Israel, Marruecos y el Líbano, eran expositores habituales. Más de 438,000 visitantes consumieron 100,000 vasos de vino, 300,000 manzanas y 65,000 porciones de yogur en el stand alemán, asegurando que la Semana Verde de 1962 fue un éxito rotundo. Los franceses se quedaron casi sin existencias, y al final del evento más de 54,
Durante los años siguientes, la Semana Verde Internacional se hizo cada vez más importante para los profesionales. Cada vez más se basaba en tres áreas principales, a saber, la industria alimentaria, la agricultura y la horticultura. Espectáculos especiales sobre temas de actualidad, stands combinados organizados por varios países y estados, y exhibiciones de los logros de regiones individuales, todos tuvieron una respuesta entusiasta. Los programas de apoyo especializados, que comprenden más de 150 eventos separados, atrajeron un interés creciente. Fue en este momento que el Concurso Internacional de Cine Agrícola se incluyó en el programa.

En 1971, el concepto se amplió para incluir espectáculos especiales e instructivos, por ejemplo sobre procesamiento de datos y pesca, bosques y el paisaje. En las dos décadas que siguieron a la guerra, se hizo hincapié en la necesidad de garantizar que la población recibiera suficientes alimentos, y poco a poco los aspectos estéticos de la comida y la bebida salieron a la luz. Esto se demostró con espectáculos con nombres como 'La comida casera sabe mejor', la 'Avenida de los vinos alemanes y los vinos espumosos', 'Appetite ahoy' con la industria pesquera y un número creciente de exhibiciones florales.

Al mismo tiempo, la agricultura de Alemania y la industria alimentaria del país intensificaron sus esfuerzos para promover las ventas de productos agrícolas. Al prestar mucha atención a las necesidades de los consumidores, la Semana Verde Internacional de Berlín utilizó información especializada y presentaciones para explicar sobre la producción y el procesamiento de productos agrícolas. Ahora presenta un programa cambiante de espectáculos especiales sobre temas como 'Del grano al pan', 'Utilizando los bosques', 'Cebada, lúpulo y malta', 'Queso de Alemania' y 'Ganadería extensiva'.

Con la apertura del Centro Internacional de Congresos ICC Berlín, que está directamente relacionado con el recinto ferial a través de un puente, el número de conferencias que acompañan a la Semana Verde cada año ascendió a más de 250. En 1981, la Primera Semana Verde Internacional de Berlín fue aumentada por la primera Foro Internacional de Política Agrícola, seguido en 1982 por los primeros Foros de Frescura, ahora conocidos como el Mundo de los Productos Frescos, para productos agrícolas sensibles. En 1984 se llevó a cabo el primer MultiServa, atendiendo los intereses de la restauración comunitaria, y en 1986 se presentó el primer National Beef Cattle Show, seguido más tarde por eventos similares relacionados con ovejas y caballos pesados.

La Semana Verde Internacional de Berlín experimentó un renacimiento en 1990 cuando, después de la reunificación alemana, fue nuevamente accesible para todos en su área natural de captación y desde países vecinos de Europa Central y Oriental. Era necesario improvisar muchos aspectos en muy poco tiempo, pero en 1991 las capacidades ampliadas del sector agrícola fueron claramente reveladas por la primera exhibición combinada alemana de la Central Marketing Company of German Agriculture (CMA), que involucraba las cinco nuevas Tierras junto con los de la antigua Alemania Occidental.

El programa se expandió con gran éxito para incluir mercados de productos para cerveza, leche, carne / salchichas, té / hierbas / especias y mariscos, que ahora son características regulares con muchos participantes extranjeros.

Ahora está disponible un costoso programa de apoyo para todos los que participan en la Semana Verde, con alrededor de 300 documentos, seminarios y simposios, incluido el Foro Internacional de Política Agrícola celebrado por la Unión de Agricultores Alemanes DBV y el Foro Agrícola Este-Oeste por el Federal Ministerio de Agricultura.

Desde entonces, esta feria comercial bien establecida en el recinto ferial de Berlín ha adquirido una serie de otras características muy atractivas como FRUIT LOGISTICA (desde 2004, esta feria internacional líder para el comercio internacional de productos frescos ha tenido lugar por separado de la Semana Verde), especialista eventos como el Salón de Maquinaria Agrícola y MultiServa, así como Mascotas y Plantas (incorporado en la Semana Verde en 1996) y el Mercado Bio, presentado en 1998.

En 1999, se completó la última etapa de la expansión del recinto ferial de Berlín, que proporcionó 166,000 metros cuadrados de espacio de exhibición y permitió ampliar la sección agrícola de la Semana Verde para incluir 'Cría de ganado' y 'Materias primas renovables'. Con el nuevo milenio, el concepto de la Semana Verde se complementó con temas de futuro como 'Dinero Verde' y 'Energía Renovable'. The Farm Experience se lanzó en 2000 y desde entonces se ha convertido en un gran éxito, demostrando regularmente el funcionamiento de la agricultura moderna.



Un saludo
Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, CLASIFICADOR 1, JEFUERZAXXIX, Brugent

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #3

  • rojocaecae
  • Avatar de rojocaecae
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • Mensajes: 2571
  • Gracias recibidas 1329
¡Magnificooooooo..!!!!

Me ha encantado amigo Juan. Justo vengo de ver tu post de hace una semana, pensando ..."este Juan se las trae", y vuelto al foro y me encuentro este otro post tan bonito. La navaja me encanta, y la historia de la fábrica y las fotos antiguas, preciosas.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #4

  • Dai-Katana
  • Avatar de Dai-Katana
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • Mensajes: 2525
  • Gracias recibidas 782
La navaja, interesante, el post...como siempre, aprendemos alguna cosa más brindando

Algún día me animo y muestro mi mini-colección de material quirúrgico veterinario fabricado por la Fábrica Nacional de Toledo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #5

  • 7Igni
  • Avatar de 7Igni
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Mensajes: 858
  • Gracias recibidas 606
Un hilo extraordinario, por la documentación y la cantidad de información que aporta. Me ha encantado.

La navaja me gusta mucho y con el valor añadido de que sea un regalo de tu hijo. Eso vale más que nada.

Un fuerte abrazo, amigo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #6

  • Gonzalo50
  • Avatar de Gonzalo50
  • Fuera de línea
  • Veterano
  • Mensajes: 389
  • Gracias recibidas 225
Estupendo post, amigo Facón, tanto por la recopilación de datos, cuanto por el valioso material gráfico y fotográfico de la época. Tu capacidad de fino coleccionista te ha llevado incluso a obtener un catálogo del mismo año que la pieza. La navaja, además del valor de venir de mano de tu hijo, es una interesante pieza, de bella hoja con ese "long pull". Gracias, como siempre, por regalarnos con estos excelentes artículos. Un abrazo.

Gonzalo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #7

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
rojocaecae escribió:
¡Magnificooooooo..!!!!

Me ha encantado amigo Juan. Justo vengo de ver tu post de hace una semana, pensando ..."este Juan se las trae", y vuelto al foro y me encuentro este otro post tan bonito. La navaja me encanta, y la historia de la fábrica y las fotos antiguas, preciosas.

Pues a mí me ha alegrado mucho contar con tu presencia y comentarios en el post César!! Tu sabes como me gustan esas navajas veteranas que cuentan historias!!
Un abrazo!!

El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #8

  • JEFUERZAXXIX
  • Avatar de JEFUERZAXXIX
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Las ideas más nobles siempre han estado bajo la protección de los guerreros
  • Mensajes: 962
  • Gracias recibidas 589
Querido amigo Juan:

Ya no sé qué decirte. Tus magníficas piezas, tu documentación sobre las mismas y tus historias me dejan anonadado.

¡Enhorabuena por todo ello! Y, por supuesto, muchas gracias por tan excelente post.

Un fuerte abrazo.
Félix
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #9

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Dai-Katana escribió:
La navaja, interesante, el post...como siempre, aprendemos alguna cosa más brindando

Algún día me animo y muestro mi mini-colección de material quirúrgico veterinario fabricado por la Fábrica Nacional de Toledo.

Muchas gracias por pasarte y comentar Manuel!!, me alegra que te haya gustado y agradezco tus comentarios. No sabía que la Fábrica de Toledo hubiese hecho instrumentos quirúrgicos - por lo que sería muy interesante ver las piezas de tu colección!
Un abrazo

PD: Te muestro algunas páginas del catálogo de Hauptner, con instrumentos veterinarios



El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #10

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
7Igni escribió:
Un hilo extraordinario, por la documentación y la cantidad de información que aporta. Me ha encantado.

La navaja me gusta mucho y con el valor añadido de que sea un regalo de tu hijo. Eso vale más que nada.

Un fuerte abrazo, amigo.

Muy agradecido por tu presencia y tus palabras Nacho!! Tenía la certeza de que te gustaría y como has visto he tratado de buscar el hilo de la historia hasta el final.
Otro abrazo muy fuerte!!
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #11

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Gonzalo50 escribió:
Estupendo post, amigo Facón, tanto por la recopilación de datos, cuanto por el valioso material gráfico y fotográfico de la época. Tu capacidad de fino coleccionista te ha llevado incluso a obtener un catálogo del mismo año que la pieza. La navaja, además del valor de venir de mano de tu hijo, es una interesante pieza, de bella hoja con ese "long pull". Gracias, como siempre, por regalarnos con estos excelentes artículos. Un abrazo.

Gonzalo

Muchas gracias Gonzalo!! Me alegra mucho saber que todo ha sido de tu agrado. Debo agradecer muy especialmente tu presencia siempre constante y esos comentarios tan estimulantes.
Un gran abrazo
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #12

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
JEFUERZAXXIX escribió:
Querido amigo Juan:

Ya no sé qué decirte. Tus magníficas piezas, tu documentación sobre las mismas y tus historias me dejan anonadado.

¡Enhorabuena por todo ello! Y, por supuesto, muchas gracias por tan excelente post.

Un fuerte abrazo.
Félix


Amigazo Félix!! es un placer siempre recibir sus visitas en el Foro y sus comentarios son un aliciente!!

Un abrazo muy fuerte!!

La navaja de Hauptner, acompañada de una vieja factura de la empresa.

Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, JEFUERZAXXIX

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #13

  • 2Gknives
  • Avatar de 2Gknives
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • Mensajes: 2187
  • Gracias recibidas 1054
Madre mía Juan, vaya hilo, estas navajas con historia me encantan, ademas tienes un fondo de armario para el atrezo impresionante.
Gracias por deleitarnos.
http://www.2Gknives.com
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #14

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
2Gknives escribió:
Madre mía Juan, vaya hilo, estas navajas con historia me encantan, ademas tienes un fondo de armario para el atrezo impresionante.
Gracias por deleitarnos.

Qué placer recibir su visita querido Maestro!!!. Además debo agradecer sus comentarios que me halagan!!.Verdaderamente estas navajas con historia siempre dan que hablar....para no decir - lo que hablan entre ellas!!! - . En estos días he estado sintiendo en los cajones de las navajas alemanas un ruido ensordecedor - parece ser que la navaja de Hauptner se encontró con una vieja amiga coetánea - la navaja Gusstahl - (ya presentada hace años en el Foro + Clickear aquí ). Han contado tantas historias de aquellos años!!. Alguna he podido escuchar mientras ellas no se daban cuenta, y ya aprovecho a compartirla.
Un gran abrazo!!

Las dos charlatanas....



Como esta es una navaja regalada, aquí va la historia escuchada - que bien podría llamarse "Victoria regalada en Narvik" (por la cantidad de errores cometidos por los aliados), para ayudar a entretener en estos tiempos pandémicos.


Incluso al optimista general Dietl se le heló su sonrisa. Las armas pesadas de sus tropas de montaña fueron a parar al fondo del Atlántico. Sus hombres, sin el armamento adecuado, se encontraron en una trampa: al norte había tropas francesas e inglesas, en el este se encontraban concentrados los noruegos, en el sur exiliados polacos estaban dispuestos a tomar la revancha. Y por el oeste se extendía el mar. La batalla de Narvik duró ocho semanas, después capituló Noruega.



Amanecer del domingo 7 de abril de 1940. Desde poco antes de la medianoche, diez destructores alemanes cabecean en las agitadas aguas del Mar del Norte. En cubierta un par de cazadores de montaña lucha contra el mareo, mientras la mayoría de sus 1.800 camaradas se encuentran bajo techo, No deben aparecer con objeto de no brindar al espionaje aéreo británico ninguna pista, ya que la misión que tienen encomendada (y para la que se hicieron a la mar la víspera en Wesermünde) es rigurosamente secreta.

Tampoco los tres mil hombres de la dotación de los destructores saben muy bien a donde van. Lo único que saben es que, pese al malestar que proporciona a los cazadores alpinos, las aguas se encuentran relativamente tranquilas; en esta época del año el mar de Norte suele ser bastante fiero y cuanto más al norte, peor. Y ellos se mueven hacia el norte, esto también está claro. Cargados al máximo, con provisiones para un viaje de varios días y llevando a bordo tropas de montaña al mando de un general.

Por los altavoces de los buques que toman parte en el “Weserübung Nord” suena la voz del comandante: “El 9 de abril, a las cinco de la mañana, Dinamarca y Noruega serán ocupadas por las tropas alemanas. Los destructores deben desembarcar el regimiento de cazadores en Narvik, ocupar la ciudad y el ferrocarril y responder a los ataques enemigos. Es posible que nos encontremos con unidades navales enemigas. Parece ser que en el Ofotfjord se encuentren buques ingleses. Debemos aplastar cualquier resistencia noruega. Narvik es el punto más septentrional desde el que las tropas alemanas desarrollarán esta operación”.

Por un momento reina el silencio. Los altavoces han vuelto a enmudecer. Y entonces se libera la tensión de los últimos días, con el choque que supone la inmediata entrada en combate. Los soldados bromean y gritan, tratando de infundirse valor mutuamente.

Dos de la mañana. Nadie ha conseguido pegar ojo. Los destructores avanzan a toda máquina. Al norte de la isla Wangerooge se distinguen algunas señales. Surgen en la noche las sombras de dos buques gigantescos: los cruceros de batalla Scharnhort y Gneisenau. Hermosa mañana de primavera en el mar del Norte. Brilla el Sol, el mar está en calma. Sobre las diez de la mañana el enemigo comete su primer error.

Sin ser avistados por los doce barcos alemanes, aviones británicos de reconocimiento descubren el convoy y transmiten la noticia a Londres, equivocando por completo la situación.

A las 14,30 en punto, las sirenas de los buques dan la señal de alarma, y surgen en el horizonte doce bombarderos británicos. Pero ante el fuego cerrado de las baterías de los barcos, sobrevuelan una sola vez el convoy, lanzan un par de bombas que caen al agua y desaparecen de nuevo rumbo a la costa.

Este error británico permite sin duda el que cuatro días después los buques alemanes se encuentren sin la menor baja en el puerto enemigo. Los bombarderos no solo han apuntado mal sino que en el parte dado a Londres hablan de ocho destructores y dan una situación falsa. Y, por si fuera poco, el tiempo se pone del lado alemán. Hacia el mediodía empieza a soplar el viento y el cielo se cubre de nubes. Los buques se mueven mucho y las tropas de tierra lo pasan mal. Sin embargo, el comodoro Bonte, jefe del grupo de destructores, sabe que así tiene mayores posibilidades de no ser sorprendido por el enemigo. A medianoche se pasa el estrecho entre Inglaterra y la ciudad noruega de Bergen: el enemigo brilla por su ausencia.

De madrugada, debido al temporal, cae al mar gran parte del material almacenado en cubierta, especialmente vehículos, armamento pesado, municiones.

En la noche del 8 al 9, los dos cruceros de batalla viran en redondo. Los diez destructores dan al tiempo la señal de “tierra a la vista”. Se divisan las luces de Tranö. Las campanas de los destructores ordenan el “listos para el combate”. Noruega vive sus últimas horas de paz. En formación de combate los destructores alemanes remontan el Vestfjord, de unos 200 km. de longitud. Esperan ver surgir detrás de cada peñón un buque inglés. Pero no aparece ninguno. También aguardan el fuego de las baterías de tierra. Nada. Desde el puente, los oficiales recorren el horizonte con sus anteojos de larga vista. Nada tampoco. Son las 4,40: faltan veinte minutos para el comienzo de la ocupación de Noruega. Dentro de 20 minutos los primeros cazadores saltaran a tierra, acabaran con la paz y la neutralidad de Noruega y ocuparan la fortificación que defiende la entrada del Ofotfjord.





Dentro del radio de acción de las baterías costeras noruegas, los soldados se meten en las lanchas de desembarco, llegan a tierra y trepan hasta el fuerte. ¡Las cinco! ¿Cuándo va a sonar el primer disparo? ¿A quién alcanzará? ¿Nos está protegiendo la oscuridad? Pero el disparo no se produce. La fortaleza está desocupada: ni un hombre, ni un arma. Noruega no esperaba a sus enemigos.

El grupo vuelve a bordo. Los barcos siguen avanzando. Faltan pocos minutos para llegar al puerto de Narvik. De pronto aparece un buque. Señales: “Paren las máquinas inmediatamente”. Pocos minutos después se lanza un bote al agua, que con dos oficiales se acercan al guardacostas noruego Eidsvold, construido en 1898.



La negociación es dramática: los alemanes exigen la rendición de los noruegos. Estos piden diez minutos para consultar. Los alemanes no admiten dilaciones. Los noruegos replican: “¡Lucharemos!”.

Continuará...
Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, JEFUERZAXXIX

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #15

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Continuando con el relato...

Apenas el bote alemán desamarra, un oficial lanza una bengala roja. Los destructores se ponen en marcha. El guardacostas noruego también. Solo les separan 300 metros. El general Dietl da la orden: “¡Fuego!”.
El destructor de cabeza vira y lanza un torpedo. De la otra parte todavía nada. Segundos después se producen dos tremendas detonaciones, el guardacostas noruego se parte en dos y se hunde rápidamente. El primer destructor ha llegado al puerto e iniciado el desembarco de los soldados.
En ese momento el segundo guardacostas noruego, el Norge, anclado en el puerto, abre fuego sobre los destructores alemanes, de los que se encuentran a unos mil metros. La primera salva va a parar al jardín del consulado británico. El destructor alemán responde al fuego con dos torpedos que hunden inmediatamente al guardacostas.

Veinte minutos después los destructores han desembarcado a los cazadores. La primera parte de la operación Narvik se ha llevado a cabo sin una sola baja. Una victoria regalada. Lo que no sabe nadie en ese momento es que los ingleses han hundido el convoy que lleva a bordo las armas pesadas para los hombres que acababan de pisar tierra noruega.

Cuanto sucede en el puerto de Narvik en aquellos momentos es digno de una opereta. Dietl, el general bávaro prácticamente desconocido, es el primero en pisar tierra. En el puerto le recibe el cónsul alemán como si se tratara de un embajador de la paz.

No suena ni un disparo, no se ve ningún soldado noruego.

¿Dónde está el comandante noruego de la ciudad? Pregunta Dietl.

El cónsul abre la puerta de su coche: Yo le llevo hasta el coronel Sundlo. La escolta del general apenas tiene tiempo de ver como el auto se pone en marcha. Inician una carrerilla, se dan cuenta de que aquello no conduce a nada y, al fin, los soldados deciden tomar un taxi al que ordenan:” siga a ese coche!”.

El viaje termina en un puente urbano. Por él merodean soldados noruegos junto a un oficial. Dietl y el cónsul se apean de su auto. Unos metros detrás la escolta del general desciende del taxi.

El cónsul alemán presenta a los dos oficiales. El general alemán pone al coronel noruego al corriente de la situación. Sundlo escucha con gesto sombrío. Dietl fantasea lo que puede: casi una división alemana desembarcada…Un derramamiento de sangre sería inútil….Cualquier resistencia resultaría vana….Una honrosa capitulación…

Sundlo pide una hora para consultar con sus superiores. Dietl se la niega y repite en tono imperioso la exigencia de rendición. Envite en que se juegan vidas humanas. Silencio. ¿Quién de los dos tiene los nervios más templados en este póquer? Diez minutos más tarde el noruego se retira, pasa, entrega la ciudad… Es la segunda victoria regalada.

El general deja a dos de sus soldados junto al coronel Sundlo y regresa al puerto. La noticia de la rendición sin combate de la ciudad se extiende como un reguero de pólvora. Los marineros de los mercantes alemanes que se encuentran en Narvik aclaman a los marinos de guerra.
Al amanecer creyeron por un momento que la escuadra que se les venía encima para ocupar el puerto era la inglesa y habían preparado la voladura de sus barcos. Un capitán algo nervioso y precipitado había realizado incluso la operación. Los destructores van acercándose, uno tras otro, a un buque cisterna alemán y reciben carburante para el regreso.

Los cazadores realizan una inspección del puerto: alrededor de 40.000 toneladas de mineral llegan diariamente por ferrocarril y son embarcadas, en su mayor parte, con destino a Inglaterra. En adelante irán rumbo a Alemania. Los suecos deberán seguir el ejemplo.

La primera noche en Narvik, el comodoro Bonte invita al general Dietl a bordo de su destructor. El general que siente una gran simpatía por el marino, se lo agradece, pero no acepta: quiere pasar la noche cerca de sus soldados. Dietl, que participó como oficial en la Primera Guerra Mundial, que ha tomado parte en la ocupación de Austria y en la batalla de Polonia, tiene un olfato finísimo: esta es la primera noche en tierra extranjera y la operación contra Noruega no parece de haberse desarrollado en otras partes con tanta facilidad como en Narvik.

Efectivamente, el rey ha hecho un llamamiento a la lucha contra los alemanes. No, prefiere quedarse con sus soldados. Requisa tres pisos del hotel Royal, internacionalmente conocido y se acomoda en ellos. El servicio del hotel es su servicio. Una estampa sacada de los tiempos de paz…
Pero la estampa engaña. A las 5,30 de la mañana del 10 de abril, el destructor del comodoro Bonte salta por los aires, le sigue un segundo y un tercero. Cinco mercantes alemanes explotan y luego arden. En pocos minutos el puerto se convierte en una llama gigantesca.



¿Qué había pasado? Durante la noche cinco destructores ingleses han tomado posiciones sin ser apercibidos y han abierto fuego por sorpresa. El capitán Warbuton-Lee, sin esperar instrucciones del Almirantazgo había seguido a distancia a los destructores alemanes hasta conseguir dar el golpe. ¿Mereció la pena?

Por parte alemana se perdieron tres destructores y cayó el comodoro Bonte. Al regreso los ingleses perdieron tres destructores y resultó muerto el capitán Warbuton-Lee. Los otros dos protegidos por una columna de humo, pudieron salvarse sin ser molestados por los buques alemanes.

El destructor británico HMS Hardy - buque insignia del capitán Warburton-Lee, se hunde en el fiordo noruego





Salvar, reparar, repostar era, para estos, más importante que emprender la persecución. Desde la ventana de su hotel el general Dietl contempló lo que estaba sucediendo en el puerto. Se dio cuenta de que acababa de empezar la batalla y que tanto él como sus soldados se encontraban en una trampa.
Lo que ocurrió después, el 13 de abril, resulta increíble: en pleno día, exactamente a las 12,30 anunciados por los puestos alemanes de observación pero sin poder hacer nada en contra, aparecieron en el puerto cinco destructores tipo Tribal, cuatro tipo Forester y el crucero acorazado de 32.000 toneladas Warspite con el vicealmirante Whitworth a bordo.

El Warspite hace fuego contra el puerto de Narvik



Diez minutos más tarde los destructores alemanes que se encuentran en el fiordo abren fuego contra la flota británica. Al principio los ingleses apuntan mal y no logran dar en el blanco. Pero dos horas más tarde los destructores alemanes se quedan sin munición e intentan la retirada, luego se hunden ellos mismos mediante la voladura o lanzándose contra las rocas. Las dotaciones, sin embargo, logran ganar tierra.

A las tres de la tarde, las tropas del general Dietl no tenían un solo buque para respaldar su acción. A partir de esa hora los barcos ingleses entraban y salían por el Ototfjord o incluso se paseaban por el puerto de Narvik, llegando hasta poco menos de cien metros de los atracaderos. Lo único que el general Dietl puede hacer en su habitación del hotel Royal es lamentarse: “¡Si tuviera una sola batería ya les iba yo a enseñar…!”



Pero no tenía ninguna. Todo su poder estaba en tierra. Y en ella, de un momento a otro, se esperaba el desembarco de la artillería.

Con sus 1800 cazadores y poco más de 3000 marineros, Dietl organizó un frente tan meritorio como falto de fuerza: ciudad, puerto, ferrocarril minero hasta la frontera sueca distante 30 km, aldeas de pescadores.

¿Podía llamarse eso “frente”? Había que controlar más de 50 kilómetros. Montañas, piedras y nieve no ofrecían ninguna protección. Era imposible construir un frente con capacidad de resistencia. Lo único que se podía intentar era montar nidos, uno aquí y dos allá. A veces con siete soldados y una ametralladora, a veces con veinte y un mortero.
Se trata de una tropa increíblemente pobre: no tiene artillería, apenas munición, no puede comunicarse con nadie, no está protegida por la aviación y ni siquiera tiene ropa adecuada: los marinos carecen de ropa de invierno. Los especialistas logran, ante los mismos ojos de los ingleses (sus barcos se encuentran a menos de mil metros), desembarcar catorce cañones y antiaéreos de los destructores hundidos y de los mercantes ingleses armados que se encuentran en el puerto.
En la ciudad se requisan 48 camiones y 6 autos privados. Del destructor "Diether von Roeder" se saca la radio, única con potencia suficiente como para tratar de comunicar con Alemania y se monta de nuevo en tierra, dotándola con personal técnico bajo el mando directo del general Dietl.

El 17 de abril empieza la invasión. Al norte de Narvik desembarcan importantes contingentes de soldados británicos. Los franceses lo hacen más al este. Detrás de ellos, a lo largo del ferrocarril y hasta la frontera sueca, se encuentran concentrados los noruegos. Y al sur de Narvik, en el estrecho fiordo de Skjomen desembarcan los exiliados polacos.

Las tropas de Dietl se hallan cercadas por tres flancos, el flanco libre lo forma el mar y en él domina la escuadra inglesa. En total toman parte en la operación 20.000 soldados aliados, que disponen de excelente equipo y poseen armas, municiones, vehículos, ropas de invierno. Frente a ellos se encuentra la tropa casi desarmada del general Dietl.

Mientras el desigual enemigo se aproxima cautelosamente a las posiciones alemanas, antes de que se inicie el primer combate digno de ese nombre, mucho antes de que los Aliados se enteren de la verdadera situación en que se encuentran los alemanes, en el Alto Mando de la Wehrmacht, en Berlín, se desarrolla todo un drama.


Continuará,
Saludos
Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, Dai-Katana, JEFUERZAXXIX

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #16

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Bueno, vamos dando final a esta aventura....

18 de abril, a mediodía. Acaban de llegar a la mesa de Hitler los despachos con la noticia del desembarco aliado en Narvik. El Führer ordena que Dietl evacue las posiciones y pase inmediatamente a Suecia con sus tropas. El teniente coronel Lossberg es el encargado de transmitir la noticia por radio.

Lossberg, sin embargo, decide hacer algo muy diferente: presentarse ante el general Jodl. El teniente coronel entra en la sala de mapas donde Jodl se encuentra con Keitel.
Lossberg dice: “Cumplo con el deber de informar a usted que este comunicado ni lo he transmitido por radio, ni lo pienso transmitir. La situación no justifica una orden de esta clase”.
Negarse a obedecer una orden del Führer era algo muy serio y el general Keitel abandonó indignado la sala. Jodl tiene más carácter. Admite que él también considera un error tal orden, pero con Hitler es imposible discutir.
“Repito, dice Lossberg, que me niego a transmitir esa orden”.
Jodl acepta, al fin, la responsabilidad de que se posponga la orden.
Lossberg regresa rápidamente al Alto Mando de la Wehrmacht e intenta convencer al comandante supremo del Ejército de Tierra para que dé la orden de ataque.
Brauchitsch no se siente dispuesto. Lossberg decide enviar a Dietl un mensaje preparado por él de antemano: “Le felicito y confío en que sabrá defender esas posiciones hasta el último hombre. Brauchitsch.”

Mientras se envía cifrado este mensaje (que no se recibirá en Narvik), Jodl se decide a tomar parte en el engaño.



Para salvar la posición de Brauchitsch presenta al Führer una orden modificada con destino a Dietl y le sugiere que, debido a la situación en que se encuentran las comunicaciones radiofónicas, se envíe por medio de un correo aéreo a Narvik. La orden dice: “Al general Dietl”:

1.- Informaciones recibidas no inducen a creer que se prepara una gran acción aliada contra Narvik. A la larga posiblemente, no podrá usted resistir, dada la falta de armamento y equipó en que se encuentra.
2.,- Nos es imposible el envío de otros efectivos así como de artillería.
3.-Pese a todo, su misión sigue siendo resistir cuanto pueda. Intente ganar tiempo de manera que el enemigo no pueda utilizar el ferrocarril minero”.
El punto cuarto aconseja distraer durante el mayor tiempo posible al mayor número de enemigos. El último punto de la orden de Hitler propone abrirse paso por tierra hacia el sur. Pasar a Suecia a los que no estuvieran en condiciones de realizar esa marcha o evacuar a la tropa por medio de hidroaviones. “En el caso de que no pueda realizarse ninguno de los dos planes anteriores, actúe de manera que quede bien alto el honor de la Wehrmacht.
Adolf Hitler”.

El hidroavión despegó esa misma noche del Havel berlinés y llegó a Narvik al mediodía siguiente. Había caído una copiosa nevada. El avión sobrevoló los buques ingleses casi rozando los mástiles, pero antes de que entraran en acción los antiaéreos ya había logrado aterrizar tras el refugio de un peñón. No fue descubierto y pudo más tarde despegar sin riesgo. A solas con Dietl, el capitán von Stemburg, le entregó la orden del Führer traída por él desde Berlín.
Casi de inmediato se inició una serie de escaramuzas sin solución de continuidad que había de durar un mes. Cada unidad se defendía aisladamente de los ataques de un enemigo a menudo diez veces superior. Desde los fiordos la artillería de los buques británicos bombardeaba los nidos alemanes por pequeños que fueran.
Pese a todo, los aliados, avanzaban muy despacio y esto por dos motivos:
1.- Ni los ingleses ni los polacos estaban habituados a los terrenos montañosos. Solo los franceses disponían de Cazadores Alpinos. Por otra parte, los noruegos, buenos conocedores del país, estaban mal armados.
2.- Los aliados se han dado cuenta de la situación en que se encuentran los alemanes, están seguros de su victoria y por tanto quieren evitar derramamientos de sangre, motivados por las prisas.
Sin embargo cada grupo alemán se encuentra con dificultades crecientes para resistir.

A finales de abril el general Dietl se retira, con su Estado Mayor, del hotel Royal a unas casas en el monte. A principios de mayo, la bahía de Narvik está materialmente ocupada por navíos aliados. Los desembarcos continúan y los primeros en verse en dificultades graves son los grupos del Norte. Los hombres tienen que luchar en tres frentes y únicamente logran, en el último minuto retirarse hacia el oeste y establecer contacto con el grupo Narvik. El 13 de mayo, a las siete de la mañana, una compañía al mando del teniente Bauer cae en poder del enemigo; los que no mueren en la acción son hechos prisioneros.

En Hartwik, 20 alemanes resisten, frente a unos 500 ingleses, durante 24 horas. Los británicos con artillería y carros blindados, los alemanes con dos ametralladoras. A través de las montañas, las tropas alemanas intentan la retirada, saltando sobre las peñas, deslizándose sobre el hielo, aguantando caídas de muchos metros sobre la nieve. Los alemanes tratan de concentrarse en el sur para volver a presentar batalla otra vez.




Dietl no sabe muy bien con que tropas cuenta. La radio deja de funcionar. Nuevos ataques aliados el 15 de mayo. Los alemanes pierden las posiciones de Hartwik. Y lo mismo sucede con las altas planicies del norte de Narvik. Los noruegos, por su parte, asaltan la posición fronteriza de Kobberfjell.

El tiempo cambia continuamente; al viento, la niebla y el frío sucede el sol de primavera. Los hombres, sin fuerzas, luchan contra la nieve y el fango. El 17 y 18 los Stukas alivian la situación durante unas horas, atacando los buques y las posiciones del enemigo. Simultáneamente se lanza un grupo de paracaidistas. ¡Un grupo! 75 hombres en total.





Quince más llegan en un hidroavión. A las 6,50 de la mañana del 28 de mayo, previa consulta con Dietl, el comandante Haussels da la orden de abandonar Narvik. Situación: en la ciudad se encuentran prácticamente sitiados 150 cazadores alpinos y 250 marineros. Solo hacia el sur cabe abrirse paso, por el Beosfjrd se mantiene abierta todavía una pequeña brecha. Tanto la ciudad como el puerto han sufridos grandes incendios. Al norte de Narvik, una parte del ferrocarril minero se encuentra aún en manos alemanas, pero resulta imposible llegar hasta allí. Los muelles de carga son una auténtica masa de ruinas.

Sin lucha, los soldados alemanes abandonan Narvik. Sin lucha, a través de un verdadero telón de humo, los alemanes burlan el choque con los soldados aliados. Nadie imagina en esa hora que esos mismos soldados, diez días más tarde entraran en Narvik como vencedores, muertos de fatiga, deshechos, pero felices de haber alcanzado la victoria.




Por el momento la situación es desesperada. Dietl cumple a rajatabla la orden recibida: mantener en jaque al enemigo mientras sea posible. El general, que siempre ha estado muy unido a sus soldados, procura al mismo tiempo ahorrarles en lo posible las penalidades. Acorta el frente, deja al enemigo atacar en el vacío, vuelve a tomar a sus hombres en la retaguardia y cae por la espalda sobre las tropas aliadas. Los polacos asaltan el ferrocarril. El último grupo alemán en disposición de luchar defiende el túnel de acceso. Dietl no tiene nada, salvo la promesa del envío de refuerzos: 1800 paracaidistas y 1000 cazadores más. Promesa en la que no cree.

Sin embargo el milagro que todos esperaban acaba produciéndose, pero por razones muy distintas.
El 8 de junio los ataques enemigos empiezan a disminuir hasta cesar del todo. Por la tarde las tropas aliadas inician la retirada. Los soldados alemanes se encuentran demasiado débiles para iniciar la persecución. Los observadores aéreos comunican que las tropas se están embarcando y que los barcos se hacen a la mar, hacia el oeste. A las 21,30 el batallón Walter vuelve a entrar en Narvik, sin encontrar en su camino un solo soldado enemigo. Los aliados también han abandonado Narvik sin disparar un tiro.

En las primeras horas del 9 de junio, el comandante supremo de las tropas noruegas, Ruge, capitula por orden de su rey, quien junto a su gobierno ha abandonado Tromsö.



La batalla de Narvik ha terminado. Los héroes que durante ocho semanas han sabido resistir, han llevado a cabo un esfuerzo sobrehumano.
En último término la victoria es un regalo que les han hecho:
.- Mediante la capitulación de Noruega.
.- Mediante la retirada de los aliados, a quienes apremia socorrer a Francia.
Pero ello no resta mérito a los héroes de Narvik. Dietl será ascendido en un grado el 19 de julio de 1940, y se le impondrá la primera condecoración de esta guerra.
En septiembre se creará el emblema de Narvik, concedido a cuantos tomaron parte en la batalla.



Espero que les haya gustado,
Un saludo
Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel, CLASIFICADOR 1, Dai-Katana

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #17

  • Carre
  • Avatar de Carre
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Mensajes: 930
  • Gracias recibidas 437
Parece que tu hijo heredó tu buen gusto, un bonito regalo, del post como siempre muy entretenido además de instructivo.
Lo cierto es que he leído poco sobre la segunda guerra mundial y se poco más de lo que se ve en las peliculas americanas,
Es un tema que me interesa mucho así es que tendré que corregirlo.
Enhorabuena por tu hijo, por la navaja, y por el post.
Un fuerte abrazo.
Última Edición: 2 años 3 meses antes por Carre.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #18

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Carre escribió:
Parece que tu hijo heredó tu buen gusto, un bonito regalo, del post como siempre muy entretenido además de instructivo.
Lo cierto es que he leído poco sobre la segunda guerra mundial y se poco más de lo que se ve en las peliculas americanas,
Es un tema que me interesa mucho así es que tendré que corregirlo.
Enhorabuena por tu hijo, por la navaja, y por el post.
Un fuerte abrazo.

Muchas gracias por pasarte y comentar Luis!!! Me alegra que te haya gustado y además resultado instructivo. El "nene" ya conoce mis gustos - aunque no es fierrero - jejj. Con respecto a la 2a GM, es un tema apasionante y siempre que puedo subo alguna historia.
Un gran abrazo!!
PD: Se me ocurrió dedicar al gral. Dietl y sus hombres una de las obras más impactantes de Beethoven, la 5a Sinfonía, aqui en version de Karajan con la Filarmónica de Berlín, es un fragmento corto del primer movimiento.

Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #19

  • ulhdez
  • Avatar de ulhdez
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Mensajes: 720
  • Gracias recibidas 625
Aunque lo he visto tarde he disfrutado de lo lindo con tu post Juan, una pieza muy interesante y bien bonita. La historia de la fábrica con sus altos, bajos y cambios me ha resultado muy notable.
Ya se nota que tu hijo conoce tus gustos, jejejeje.
Un abrazo.
El coleccionismo es un antecedente de los museos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #20

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
ulhdez escribió:
Aunque lo he visto tarde he disfrutado de lo lindo con tu post Juan, una pieza muy interesante y bien bonita. La historia de la fábrica con sus altos, bajos y cambios me ha resultado muy notable.
Ya se nota que tu hijo conoce tus gustos, jejejeje.
Un abrazo.
Es una alegría recibir tu visita en el post y saber que te ha gustado y lo has disfrutado Alberto!! Estas piezas siempre tienen una historia interesante para contar.
Un gran abrazo!!
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #21

  • Rommel
  • Avatar de Rommel
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • El Zorro del Desierto
  • Mensajes: 3405
  • Gracias recibidas 2217
El mariscal de campo Rommel presenta sus saludos al general Dietl, y se excusa de la tardanza de dicho saludo.

La navaja es una maravilla, el hilo (con toda la documentación histórica de la pieza) aún lo es más, y el colofón de la narración de la batalla de Narvik la guinda del pastel.

Te felicito, querido amigo Juan, por este post no sin antes colocar algunas fotos de tan singular y alegre personaje que fue el Gral.Dietl.



Con el Führer tras ser condecorado por la hazaña de Narvik (fue el primer soldado alemán en recibir, el 19 de junio 1940, las Hojas de Roble de la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro).

Medalla conmemorativa de Narvik:





Abajo: Eduard Dietl, mayor general Erich Buschenhagen y Coronel General Nikolaus von Falkenhorst en Finlandia



Con Albert Speer, en Febrero de 1944 (nótese el emblema de la OrganizaciónTodt que lleva Speer en la manga del abrigo).





CONDECORACIONES :

* Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con Hojas de Roble y Espadas
* Cruz de Caballero, el 9 de mayo de 1940, Generalleutnant y comandante de la 3ª Gebirgs-Division
* 1 de Hojas de Roble el 19 de julio de 1940 en la Generalleutnant y comandante general de la Gebirgs-Korps Norwegen
* Espadas el 1 de julio de 1944 (a título póstumo), como Generaloberst y comandante en jefe de la 20. Gebirgs-Armee
* Cruz de Hierro de Segunda (1914) y Primera (1916)
* Placa de la Herida en Negro (1917) y Plata (1918)
* Orden de Mérito de Baviera 2. Clase, 4. Clase, 4. Clase con Espadas (1918) y 4. Clase con la Corona
* Orden finlandesa de la Cruz de la Gran Rosa Blanca con Estrella y Espadas (1941)
* Orden de Finlandia de la Cruz de la Libertad, 1. Clase con Estrella, Oakleaves y Espadas (1941) y la Gran Cruz con Espadas (1944)
* Cordones Parteiabzeichen en Oro (1943)
* Piloto Combinada de Observación Placa de Oro con Diamantes
* Cruz de Honor (1935)
* Medalla del Anschluss
* Medalla de los Sudetes
* Cierre de la Segunda Cruz de Hierro (1939) y Primera (1940)
* Destroyer Guerra Placa (1940)
* Asalto a Narvik (1941)
* Medalla del Frente Oriental (1942)
* Mencionado en el Wehrmachtbericht el 10 de junio 1940

"No me saques sin razón, ni me envaines sin honor"
CAFE
Última Edición: 2 años 3 meses antes por Rommel.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #22

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Muchísimas gracias Paco por pasar y dejar tus estimados comentarios!! y además por enriquecer el post con esa info del gral. Dietl. Me alegra que te haya gustado, y hago de intermediario para enviar el agradecimiento del "Zorro del Ártico" al "Zorro del Desierto" por su visita aquí en Narvik!!. Increiblemente estos dos zorros habían nacido en ciudades a unos 130 kilometros de distancia, con un año de diferencia (Dietl 1890 y Rommel 1891) y fallecieron ambos en 1944 en el intervalo de 4 meses. Hay un artículo muy interesante en la web sobre ambos, "Dietl y Rommel los zorros alemanes".
Un gran abrazo!!



Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #23

  • Rommel
  • Avatar de Rommel
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • El Zorro del Desierto
  • Mensajes: 3405
  • Gracias recibidas 2217
Facón escribió:
Increiblemente estos dos zorros habían nacido en ciudades a unos 130 kilometros de distancia, con un año de diferencia (Dietl 1890 y Rommel 1891) y fallecieron ambos en 1944 en el intervalo de 4 meses.


Es cierto, mi querido camarada Juan, fueron vidas enormemente similares en todo, incluso en la procedencia social de ambos, más sencilla, más del Volk (por todos es sabido que Hitler no miraba con buenos ojos a los militares de procedencia aristocrática, o de tradición familiar castrense).
Tan sólo hay una gran diferencia entre ambos: Mientras que Rommel fue un soldado (digámoslo así) "apolítico", Dietl era un fervoroso nacional socialista, absolutamente convencido.
Y esta afirmación, personalmente, la cojo con alfileres, pues imagino que Rommel preferiría el III Reich infinitamente a la república de Weimar.

En cualquier caso, el fervor político dentro de mandos y unidades de combate, dio excelentes resultados en el campo de batalla, como mostraron las divisiones de las Waffen SS, que teniendo cuadros de mando con menor preparación que los del Heer, obtuvieron resultados excepcionales. Y de ninguna manera empaña en lo más mínimo la altísima capacidad de Dietl.

Como siempre, es un verdadero placer leerte Juan.

Un abrazo.
"No me saques sin razón, ni me envaines sin honor"
CAFE
Última Edición: 2 años 3 meses antes por Rommel.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #24

  • Facón
  • Avatar de Facón
  • Fuera de línea
  • Maestro
  • ¡Thalassa, Thalassa!!
  • Mensajes: 2163
  • Gracias recibidas 1516
Rommel escribió:
Facón escribió:
Increiblemente estos dos zorros habían nacido en ciudades a unos 130 kilometros de distancia, con un año de diferencia (Dietl 1890 y Rommel 1891) y fallecieron ambos en 1944 en el intervalo de 4 meses.


Es cierto, mi querido camarada Juan, fueron vidas enormemente similares en todo, incluso en la procedencia social de ambos, más sencilla, más del Volk (por todos es sabido que Hitler no miraba con buenos ojos a los militares de procedencia aristocrática, o de tradición familiar castrense).
Tan sólo hay una gran diferencia entre ambos: Mientras que Rommel fue un soldado (digámoslo así) "apolítico", Dietl era un fervoroso nacional socialista, absolutamente convencido.
Y esta afirmación, personalmente, la cojo con alfileres, pues imagino que Rommel preferiría el III Reich infinitamente a la república de Weimar.

En cualquier caso, el fervor político dentro de mandos y unidades de combate, dio excelentes resultados en el campo de batalla, como mostraron las divisiones de las Waffen SS, que teniendo cuadros de mando con menor preparación que los del Heer, obtuvieron resultados excepcionales. Y de ninguna manera empaña en lo más mínimo la altísima capacidad de Dietl.

Como siempre, es un verdadero placer leerte Juan.

Un abrazo.

Totalmente de acuerdo Paco!! Increíblemente, es casi imposible encontrar fotos de estos dos zorros juntos en la web, lo más cercano es esta foto que agrego mas abajo y que está autografiada por Dietl - aunque al pié figuraba que aparecen Dietl y Rommel, éste aparece mirando para atrás y no estoy seguro si es él u otro general, aunque observando las condecoraciones en su pecho, parecen las de Rommel - ya me dirás tú si consultas con el Mariscal!! jejj
Un gran abrazo y como siempre muy agradecido por tus palabras.



PD: El Hotel Royal, de Narvik, donde estuvo instalado el cuartel general de Dietl - en el día de hoy



En verano la imagen cambia un poco...





En 1950

Última Edición: 2 años 3 meses antes por Facón.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Rommel

Grüne Woche, Berlín 1939 2 años 3 meses antes #25

  • 7Igni
  • Avatar de 7Igni
  • Fuera de línea
  • Experto
  • Mensajes: 858
  • Gracias recibidas 606
No me resisto a meter un poco de cuchara en este hilo tan interesante, así que os dejo esta fotografía del general Eduard Dietl y Josef Terboven (Comisario del Reich para Noruega) poniéndose finos. Cabe señalar que mientras el primero fue un personaje preocupado y querido por los hombres bajo su mando, por el contrario Terboven nunca contó con el aprecio de sus subordinados, y no digamos de los noruegos.

Gracias, Juan.

El administrador ha desactivado la escritura pública.
The following user(s) said Thank You: Facón
  • Página:
  • 1
  • 2
Volver